Trump a May: “Firmemos ya un acuerdo”

El presidente de EE UU convierte el pacto comercial en el eje de su visita a Reino Unido aprovechando su inminente salida de la UE

Donald Trump y Theresa May presidieron un encuentro entre delegaciones de los dos países/Efe
Donald Trump y Theresa May presidieron un encuentro entre delegaciones de los dos países/Efe

May dimitirá este próximo viernes, pero Trump la insta a firmar un acuerdo de libre comercio cuanto antes después del Brexit

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está dispuesto a sacar provecho de la ruptura de Londres con Bruselas, y ha trasladado este martes a la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, la disposición de su Gobierno para concretar un acuerdo comercial “muy importante” una vez que Reino Unido abandone la Unión Europea. El magnate parece querer convertir su primera visita de Estado al país para sellar en un viaje de fuerte contenido económico, aunque los detalles y alcance están muy difusos.

“Creo que tendremos un acuerdo comercial muy importante, será un acuerdo muy justo, y creo que es algo que ambos queremos”, ha declarado Trump ante May y líderes empresariales al inicio de un encuentro. “Vamos a conseguirlo”, ha agregado a continuación, en el marco de un mensaje en el que ha apelado a las “oportunidades” en ciernes para los dos aliados.

El presidente norteamericano, que el lunes inició una visita de Estado de dos días a Reino Unido, ha cambiado de tono ante May. Después de varios desplantes a la “premier” y de apoyar a Boris Johnson como su sucesor, hoy ha agradecido a May la labor realizada al frente del Gobierno, confiando en que aún puedan concretar nuevos pactos. “No sé exactamente cuál es tu calendario”, ha reconocido Trump.

Respecto a eso, el margen de la “premier” británica es muy estrecho, por no decir inexistente. Dimitirá este próximo viernes, día 7, como líder conservadora y abandonará Downing Street una vez que sus compañeros de partido hayan elegido a su sucesor, previsiblemente a finales de mes. Es una incógnita también el estado de ánimo de May con Trump, después de que se haya metido en esta carrera calificando de “excelente” al exministro Johnson y sugiriendo a las autoridades británicas que opten por un Brexit sin acuerdo y sin pagar la factura que, en torno a 44.000 millones de euros, se ha comprometido a pagar Londres a los Veintisiete.

Trump también planteó que el líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, vencedor de las últimas elecciones europeas, fuese incluido en las negociaciones con la Unión Europea. Farage ha reconocido este martes que no está claro si se reunirá con Trump aprovechando la visita, algo que según Sky News sí parece que hará el ministro Michael Gove, aspirante a suceder a May.

Día intenso de protestas

El encuentro se ha celebrado mientras una nueva versión del “Baby Trump”, el globo gigante que se burla del presidente de EE.UU, y otro robot enorme que también lo parodia, circulan por Londres como parte de las protestas previstas contra la visita de Estado del mandatario republicano. Un equipo de activistas terminó de inflar el enorme e irreverente artefacto sobre las 9.00 GMT en la Plaza del Parlamento, como acto previo del inicio oficial de la manifestación organizada por el grupo “Juntos Contra Trump” en otro enclave céntrico, la Plaza de Trafalgar. La marcha partirá desde Trafalgar hasta la zona del Parlamento, cerca de la residencia oficial de Downing Street, donde se reunirán hoy Trump y la primera ministra británica, Theresa May, y tienen previsto ofrecer una rueda de prensa.

En la Plaza del Parlamento se podía ver desde primera hora a un grupo de organizadores ataviados con monos y gorros rojos en los que se leía “los cuidadores de Trump” (“Trump babysitters”), que establecieron un cordón de seguridad mientras inflaban el globo anaranjado. El robot gigante parodia al presidente mientras tuitea sentado desde la taza del váter al tiempo que prorrumpe exabruptos como “You are fake news” (noticias falsas) o “I’m a very stable genius” (Soy un genio muy equilibrado), con un audio que emite la voz de Trump. Pero además, de ese robot, fabricado en China y que se pasea por la plaza de Trafalgar, salen también sonidos que simulan gases.

También han sido cortadas las carreteras aledañas a la zona del Parlamento y agentes de policía vigilan la ruta por la que se mueven los activistas. Se espera que el líder del principal partido opositor, el laborista Jeremy Corbyn, se dirija más tarde a los manifestantes “para mostrar solidaridad con aquellos a los que (Trump) ha atacado en EE.UU., por todo el mundo y en este país”, según adelantó el político izquierdista.