MENÚ
lunes 24 junio 2019
22:35
Actualizado

Un Brexit caótico, la principal baza para los candidatos “tories”

Leadsom: “Mi línea roja es sacara a Reino Unido del bloque el 31 de octubre”

  • La candidata conservadora, Andrea Leadsom/ EFE
    La candidata conservadora, Andrea Leadsom/ EFE

Tiempo de lectura 4 min.

11 de junio de 2019. 20:58h

Comentada
Celia Maza Londres. 11/6/2019

Cuando en 2016 Andrea Leadsom se presentó a las primarias del Partido Conservador era un nombre poco conocido. Pero finalmente acabó entre las dos finalistas demostrando, una vez más, que con los “tories” nunca está todo escrito hasta el último momento.

Así que había expectación ayer en la presentación oficial de su campaña porque, de nuevo, se encuentra entre los diez protagonistas para la carrera de Downing Street. Su gran promesa ahora es sacar a Reino Unido de la UE, con o sin pacto, para antes del 31 de octubre, que es cuando termina la segunda prórroga concedida por los Veintisiete.

“La clase política ha fracasado estrepitosamente en los últimos tres años al no conseguir ejecutar la decisión más importante en nuestra democracia. Por lo tanto, yo me comprometo a que no haya más demoras. Para mí abandonar el bloque antes del 31 de octubre es una línea roja”, manifestó.

Andrea Leadsom

Lo cierto es que tras el triunfo del Brexit, Leadsom era una de las figuras más respetadas entre los euroescépticos, pero en la recta final de las primarias de 2016 presentó en el último momento su renuncia tras una polémica entrevista con “The Sunday Times” donde dio a entender ella podría ser mejor primera ministra que Theresa May simplemente por el hecho de ser madre.

Sin embargo, desde entonces ha perdido fuerza y su paso por el Gabinete de May le ha pasado factura. Dimitió como responsable de los “tories” en la Cámara de los Comunes el mes pasado, cuando la aún “premier” se disponía a realizar un cuarto intento de conseguir que sus señorías aprobaran el Acuerdo de Retirada pactado con Bruselas. Pero su imagen, al fin y al cabo, ha quedado demasiado vinculada a un moribundo Ejecutivo.

Aparte de Leadsom, otros candidatos euroescépticos, como el protagonista indiscutible Boris Johnson, o el ex ministro del Brexit, Dominic Raab, han mostrado su intención de sacar al país del bloque sin pacto. Es más, este último está dispuesto incluso a suspender la actividad en Westminster para que sus señorías no se interpongan.

Pero la oposición laborista anunció ayer que intentará tomar el control de la agenda parlamentaria el próximo 25 de junio con el fin de dar a los legisladores la oportunidad de introducir leyes destinadas a evitar un Brexit sin acuerdo. “Ninguno de los candidatos probables para el puesto más alto tiene un plan creíble sobre cómo salir del punto muerto antes de finales de octubre”, sostuvo el portavoz del Brexit de la oposición, Keir Starmer.

Por su parte, la Comisión Europea respondió a Johnson -favorito en las quinielas- que un cambio al frente del Ejecutivo británico “no va a cambiar los parámetros” del convenio negociado durante año y medio entre Londres y Bruselas.

Andrea Leadsom

En una entrevista al “Sunday Times”, el excéntrico político señaló que no respetará el acuerdo, por lo que se negaría a pagar la llamada “factura” de la ruptura de 43.000 millones de euros hasta que la UE mejorara las condiciones de la salida.

Bruselas evita entrar a discutir otros escenarios que se plantean en el debate político británico e insiste en que el bloque vive una “pausa del Brexit”, a la espera de que Reino Unido logre salvar el acuerdo o presente una solución alternativa clara, que podría pasar por una ruptura abrupta, solicitar una nueva prórroga para celebrar elecciones o un referéndum o, incluso, cancelar el divorcio.

Últimas noticias