Actualidad

Un necesario paso atrás

¿Por qué la retirada del subsidio petrolero ha causado tantísima conmoción?

Publicidad

La medida ha sido tremendamente dura, impopular y poco creativa. Ha supuesto un incremento repentino en el precio del combustible, y eso ha repercutido directamente sobre transportistas, distribuidores... Es decir, ha atacado a la base de la economía, esto se traduce en un incremento general de precios. Ha sido como «matar moscas a cañonazos».

Pero, ¿esta medida podría cuadrar las cuentas?

Ahora mismo eso es lo de menos. Con la violencia desatada en el país, las carreteras cortadas, los mercados desabastecidos, el saqueo de comercios, restricciones en la aviación, Quito en estado de sitio, la prioridad ya no es cuadrar las cuentas, sino solventar el problema del desorden público. Es evidente que hay que disminuir el sector público, pero hay que hacerlo de una forma más gradual. ¿Qué ha ganado Ecuador con esta medida?, ¿pagar al FMI? Si esto provoca una crisis revolucionaria, el FMI no verá ni un solo dólar.

¿Es el fin del presidente?

Publicidad

Después de un error tan grave, su única opción es «dar un paso atrás», principalmente para pacificar a los moderados y hacer que Ecuador vuelva a la normalidad institucional. Debería retirar la medida y continuar con el diálogo. También podría convocar elecciones. Pero quizás lo más importante es renegociar la deuda con el FMI. Además, hay varios países hispanos que tienen el mismo problema. Los países deudores deberían presentar un frente común y negociar en bloque para conseguir unas condiciones que sean asumibles.