Deportes

El Mirandés, ante un reto histórico: 40 años sin finalista de Segunda División

El Castilla, último equipo de Segunda División en llegar a la final de la Copa del Rey, gesta que quiere repetir el Mirandés.

El Mirandés tiene ante sí este miércoles una cita con la historia, ya que su enfrentamiento en las semifinales de la Copa del Rey con la Real Sociedad puede deparar un hecho que no ocurre desde hace 40 años: que un equipo de la Segunda División se cuele en la gran final del torneo.

El conjunto rojillo ya acumula gestas, como el hecho de haberse clasificado para las semifinales de la Copa dos veces en sólo diez años, pero lo del miércoles son palabras mayores.

Para conseguirlo deberá remontar el resultado conseguido por la Real Sociedad en San Sebastián, un 2-1 que da a los donostiarras una ligera ventaja, aunque este resultado suele ser sinónimo de incertidumbre, ya que un solo gol de los mirandeses les colocaría por delante en la eliminatoria.

El Mirandés podría convertirse en el quinto equipo de Segunda División tras Betis, Sabadell, Racing de Ferrol y Castilla en llegar a la final

El Betis, en 1931 fue el primero de los “segundas” en llegar a la final del torneo del KO. Fue ante el Athletic de Bilbao, cuando los vascos comenzaban a hacerse un nombre en la historia de este torneo. Los leones se impusieron en la final por 3-1, dejando al conjunto bético a las puertas de hacer historia.

Cuatro años más tarde, el protagonista fue el Sabadell. El Sevilla esperaba enfrente, pero la categoría se impuso y el conjunto sevillista ganó por 3-0.

La tercera participación es la más cuestionada. Ocurrió en el año 1939, con el Racing de Ferrol como protagonista y el final de la Guerra Civil como escenario de fondo.

La Federación Española de Fútbol organizó un torneo a nivel nacional cuyo vencedor recibiría una Copa donada por Francisco Franco. El torneo fue muy diferente al que se conoce ahora, disputándose en menos de un mes y medio.

La final la jugó el conjunto gallego y el Sevilla, que obtuvo su segundo título al imponerse por 6-2 en la final. Aunque en esta edición ni Real Madrid, ni Atlético de Madrid, ni Valencia, ni Barcelona compitieron.

El cuarto y último caso fue protagonizado hace 40 años por el Castilla, filial del Real Madrid, que se presentó en la final para intentar dar la sorpresa precisamente a su primer equipo.

Esta fue la primera y última vez que un filial disputase la final, ya que al año siguiente prohibieron la participación de filiales en la Copa del Rey. El Real Madrid de Camacho, Del Bosque, Juanito y Santillana entre otros se impuso 6-1 a su equipo filial, en el que militaban el portero Agustín y el centrocampista Gallego, otro de los históricos jugadores blancos.

Solo un gol separa al Mirandés de ese sueño copero de estar en el estadio sevillano de La Cartuja y con un aliciente extra, la nueva Supercopa, que permite a ambos finalistas disputarla.

Con su nuevo formato, celebrado en Arabia Saudí, la repercusión mediática e internacional se transforma en unos fuertes ingresos económicos que sin duda para el Mirandés son un aliciente más para llegar a la final.