Fútbol

Sara Carbonero habla del infarto de Iker Casillas

Según Sara Carbonero, el ambiente pesimista que se encontró en el hospital donde se encontraba Iker Casillas le rompió el alma.

Sara Carbonero posa con Iker Casillas.
Sara Carbonero posa con Iker Casillas.La Razón (Custom Credit)

La periodista ha contado en el documental ‘Colgar las alas’ de Movistar cómo se enteró del percance sufrido por su marido aquel 1 de mayo de 2019. A Sara Carbonero, el infarto de Iker Casillas le pilló fuera de Portugal, por lo que tuvo que regresar lo antes posible.

Yo estaba en Cádiz. Había estado dos días por trabajo y cogimos el vuelo con total normalidad a Madrid, porque yo tenía que hacer una escala de unos 30 ó 40 minutos hasta coger mi avión a Oporto”, ha recordado la periodista.

“Ana me dejó sentada y a los 5 minutos de salir por la puerta volvió a entrar y me dijo. ‘Estate tranquila Sara, a Iker le ha dado un infarto’ “, ha proseguido Sara Carbonero

Haciendo alusión al jefe seguridad del Oporto, la periodista ha añadido: “Llamé a Sandro y tampoco me respondió. Y era raro porque Sandro siempre me responde”.

Afortunadamente para Sara Carbonero, finalmente pudo hablar con Iker Casillas: “Tenía la voz débil, pero me tranquilizó. Ya no sé que más me dijo”. Por otro lado ha señalado que cuando fue a ver a Casillas y vio el ambiente pesimista que se vivía en el hospital se le rompió “el alma”.

Sara Carbonero ya está en casa tras su último problema de salud

Tres semanas después del infarto de Iker Casillas, Sara Carbonero fue operada de urgencias por un cáncer de ovario detectado en una revisión rutinaria. Hace unos días la periodista era operada nuevamente en la clínica Universidad de Navarra de Madrid, uno de los mejores centros de España en oncología. Sara Carbonero acudió al centro acompañada de Iker Casillas pese a los rumores de distanciamiento entre ambos. La periodista ya está en casa tal y como ha confirmado en sus redes sociales después de haber pasado “la ITV” que es como ha querido llamar a este nuevo percance.