Jennifer Lopez o cómo llevar la barriga al aire a los 51 años y estar igual de estupenda que hace 20

Celebra el vigésmo aniversario de su segundo disco J.Lo.

JLO con top corto.
JLO con top corto.JLO

Llegar a los cincuenta y pasar la barrera como Jennifer Lopez es una misión casi imposible, pero la cantante no sólo lo ha hecho de manera espectacular, sino que está mejor que cuando tenía veinte años. Se sabe que la artista es muy constante con su rutina deportiva, madruga mucho para hacer ejercicio de manera diaria y sigue una dieta saludable y rica en vitaminas. Por otro lado, siempre se ha cuidado la piel y por eso tiene un físico envidiable.

Pero ahora se cumple el vigésimo aniversario de su segundo disco ‘J.Lo’ podemos ver una portada en la que sale con una coleta alta de medio recogido y ha querido simular el mismo look que salía a la luz en un disco de 2021 veinte años después. Un look marcado por una camiseta crop con la portada de su disco y su nombre, pantalones de tiro bajo blancos que vuelven a ser tendencia este 2021 y un abrigo blanco de corte oversize.

Lo ha hecho en Instagram, posando y bailando en la playa con una camiseta de la Jennifer de entonces y la barriga al aire, tonificada y propia de una adolescente. También ha querido rendir homenaje a la J.Lo de los dos mil con el mismo peinado que llevó en su día.

Una lección de constancia y trabajo duro

El recorrido y evolución como artista es indiscutible pero lo más importante es que continúa con la misma motivación y creatividad del principio, perfeccionándose en cada disco y lanzamiento, adaptándose al tiempo y sabiendo cómo jugar sus cartas.

Ahora con 51 y una vida personal feliz, se encuentra en su mejor momento físico y profesional también. No hay nada que se le resista a ‘Jenni from the block’ que nos enamoró y enganchó hace años al ritmo de la música que forma ya parte de nuestra historia también. Es un ejemplo de constancia y esfuerzo que, sumado al talento innato que tiene, demuestra una vez más que el éxito para los que más amor y trabajo ponen en todo, acaba siempre llegando: sólo hay que seguir remando.