Actualidad

7 cremas fáciles para una cena ligera de otoño

Purés de verduras cargados de vitaminas para una cena saludable

Purés de verduras cargados de vitaminas para una cena saludable

Publicidad

Las cremas de verduras caseras son súper saludables y reconfortantes. Ahora que el frío se ha instalado seguro que estás pensando en preparar alguna rica y nutritiva. A pesar de que durante el fin de semana las recetas con vermú sean un éxito asegurado para sorprender a nuestros invitados, entre semana agradecemos los platos sencillos que nos puedan aportar vitaminas para afrontar el ritmo de la rutina. Por eso, los expertos de Nooddle, una app que nos ayuda a comer sano sin complicaciones y a improvisar algo sano con solo los ingredientes que tenemos en la nevera, nos han sugerido varias recetas basadas en verduras y especias que nos van a ayudar a configurar nuestro menú semanal.

CREMA DE ZANAHORIA Y CHAMPIÑONES

Ingredientes (para dos personas): tres zanahorias, cuatro champiñones, media cebolla, media cucharadita de sal y dos cucharadas de aceite de oliva.

Preparación (25 minutos): lava los champiñones y córtalos en láminas. Pela y corta en rodajas finas la zanahoria y en tiras la cebolla. En una olla echa el aceite de oliva. Cuando esté caliente vierte la cebolla y sofríela durante dos o tres minutos minutos. Ahora añade los champiñones y la zanahoria, una pizca de sal, y saltea durante cuatro o cinco minutos. Cubre las verduras con agua (o caldo de pollo o verduras si tuvieras), añade un poquito de sal y pon la tapa. Deja que se cocine todo aproximadamente 20 minutos a fuego medio, hasta que las verduras estén tiernas. A continuación, pon todos los ingredientes en tu batidora y bate muy bien. Sirve en la mesa.

Publicidad

Trucos y consejos: a veces nos pasamos con el agua. En estos casos, antes de batir todo, con un cazo retira el exceso de agua y resérvalo para emplearlo como caldo para cualquier otro plato. Si tienes olla exprés empléala, rebajarás notablemente el tiempo de preparación de la crema de zanahoria. Dispones de más consejos en la app de Nooddle.

CREMA DE CALABAZA

Publicidad

Ingredientes (para dos personas): una cebolla, una patata, 500 gramos de calabaza, una pizca de sal y dos cucharadas de aceite de oliva.

Preparación (25 minutos): corta la patata y la calabaza en trozos pequeños y la cebolla en tiras finas. En un olla pon un chorrito de aceite y cocina durante varios minutos la cebolla, hasta que se dore. Añade la calabaza y saltéala durante tres o cuatro minutos a fuego medio. Cuando la calabaza esté blandita añade la patata cortada en dados y echa agua hasta que se cubran todos los ingredientes. Pon un poquito de sal a todo, pon la tapa y deja cocer durante 20 minutos a fuego medio.​

Trucos y consejos. Puedes sustituir la cebolla por puerro. Y si quieres dar más sabor a la crema de calabaza, puedes sustituir el agua por caldo de pollo. También puedes añadir una ramita de apio cuando cubras las verduras con agua. Una vez se cocinen las verduras, cuando vayas a triturar la crema, retira la rama de apio. Por último, si quieres que tu crema de calabaza sea más espesa, añade más patata.

CREMA DE BATATA Y ZANAHORIA CON JENGIBRE

Ingredientes (para dos personas): 300 gramos de batata, 100 gramos de zanahoria, media cebolla, 1 cucharadita de jengibre, dos cucharadas de aceite de oliva y un poco de sal.

Preparación (25 minutos): pela y corta en trozos finos la batata (o boniato), las zanahorias y la cebolla. Echa un chorrito de aceite de oliva en la olla donde vas a cocinar la crema. Cuando esté caliente, vierte la cebolla y deja que se sofría tres minutos. Añade a la olla los trozos de batata y zanahoria, un poco de sal, y sofríe durante cinco o siete minutos a fuego medio con cuidado de que no se queme. Pasado ese tiempo añade el jengibre fresco rallado (si no tienes fresco, puedes emplearlo en seco, es decir, en polvo) y una pizca más de sal. Revuelve. Añade agua (o caldo si prefieres y tienes en casa, a poder ser casero) hasta que todo el líquido cubra un dedo por encima los ingredientes, tapa y deja que se cocine durante aproximadamente 20 minutos. Cuando veas que las verduras están tiernas, tritura con la batidora y sirve.

Publicidad

Trucos y consejos: si tienes olla exprés puedes emplearla porque tendrás tu crema lista en un periquete.

CREMA DE PUERROS Y ALMENDRAS

Ingredientes (para dos personas): dos puerros, media cebolla, 20 gramos de almendras molidas, 500 mililitros de caldo de ave, dos pizcas de sal y dos cucharadas de aceite de oliva.

Preparación (30 minutos): lava los puerros, quítales la primera capa, y corta en rodajas la parte blanca de los mismo. Corta media cebolla en tiras. En una olla echa el aceite de oliva y, cuando esté caliente, sofríe las rodajas de puerro y la cebolla. Debes cocinar a fuego medio-bajo, con cuidado de que no se te queme. Añade un poco de sal. Cuando las verduras estén blanditas (aproximadamente pasados seis o siete minutos), echa la almendra molida y sofríela junto con el resto de alimentos apenas un minuto. Cubre las verduras con caldo y echa un pizca más de sal. Deja que se cocine todo en la olla unos 20 minutos. Pasado ese tiempo, tritura en el vaso de tu batidora o procesador de alimentos. ¡Lista tu sopa!

Trucos y consejos: si no tienes caldo preparado puedes emplear simplemente agua. Te quedará muy rica también. Mucha gente sofríe el puerro con mantequilla, en vez de con aceite de oliva como nosotros. Con mantequilla queda de maravilla y le da un sabor espectacular, pero nos gusta más con aceite de oliva porque queda también muy sabrosa y resulta más saludable.

CREMA DE BRÓCOLI Y ESPINACAS

Ingredientes (para dos personas): una cabeza de brócoli, 150 gramos de espinacas, una cebolla, una patata, dos pizcas de sal, una pizca de pimienta negra y dos cucharadas de aceite de oliva.

Preparación (25 minutos): lava el brócoli y las espinacas. Corta el brócoli en pequeños ramilletes y las espinacas córtalas en tiras. También, corta la cebolla en tiras finas. En una olla, echa un chorro de aceite de oliva. Cuando esté caliente, vierte las verduras que has cortado y sofríelas varios minutos. Añade la patata cortada en dados, echa agua hasta que se cubran todos los ingredientes, sal y pimienta al gusto, tápalo y déjalo cocinar durante 20 minutos a fuego medio-suave. Pasado el tiempo, pincha con un tenedor y comprueba que las verduras están tiernas. Entonces, retira y tritúralo todo y ¡a la mesa!

Trucos y consejos: ¿Tienes cilantro en tu nevera? Si estás de suerte, entonces lava un puñado y viértelo junto en el momento en que incorporas el agua. Puedes sustituir la cebolla por puerro, si prefieres.

CREMA DE ZANAHORIA CON CÚRCUMA Y JENGIBRE

Ingredientes (para dos personas): tres zanahorias, una cebolla, una cucharadita de jengibre, un diente de ajo, una pizca de cúrcuma, dos pizcas de sal, dos pizcas de pimienta negra y una cucharada de aceite de oliva.

Preparación (30 minutos): pela y corta en trozos las zanahorias, la cebolla y el ajo. Echa un chorrito de aceite de oliva en la olla donde vas a cocinar la crema. Cuando esté caliente, vierte la cebolla, la zanahoria y el ajo, pon un poco de sal y de pimienta, y deja que se sofría todo cuatro o cinco minutos. Pasado ese tiempo añade el jengibre rallado (si no tienes fresco, puedes emplearlo en seco, esto es, en polvo), la cúrcuma y una pizca más de sal. Revuelve. Añade agua hasta que todo el líquido cubra un dedo por encima los ingredientes, tapa y deja que se cocine todo durante aproximadamente 20 minutos. Pasado ese tiempo, retira y tritura la crema.

Trucos y consejos: si quieres dar un toque aún más exótico a tu crema te animamos a que le añadas un trocito de naranja, queda muy rica. Si las zanahorias son muy pequeñas puedes añadir un par más, pero si son tamaño medio o grande, con tres son más que suficiente. Si quieres que la crema quede más espesa, puedes añadir una patata para que le dé consistencia a la crema.

CREMA DE CALABACÍN Y COLIFLOR

Ingredientes (para dos personas): un calabacín, 150 gramos de coliflor, dos dientes de ajo, un puerro, dos cucharadas de aceite de oliva, dos cucharadas de salsa de soja.

Preparación (30 minutos): corta en láminas finas dos dientes de ajo. Lava las verduras. Corta en rodajas el calabacín y el puerro y pica muy finamente la coliflor (puedes ayudarte de un procesador de alimentos si quieres). En una olla echa un poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente sofríe el ajo y el puerro picado. Pasados tres minutos vierte la coliflor picada y saltea otros tres minutos. Ahora añade el calabacín y la salsa de soja y saltea junto con el resto de ingredientes. Cuando las verduras estén blanditas añade dos tazas y media de agua. Pon la tapa cocina aproximadamente unos 20 minutos. A continuación, pon todos los ingredientes en tu batidora y bate muy bien. Comprueba que el punto de sal es el correcto y, si lo sientes bajito, añade un poquito más de salsa de soja.

Trucos y consejos: si no te animas a cocina con salsa de soja puedes sustituirla simplemente por sal. Puedes sustituir el puerro por cebolla. Si tu calabacín es muy grande, con medio será suficiente. Si tienes caldo de verduras puedes sustituir el agua por el caldo y verás que te queda aún más sabrosa la crema.