LIFESTYLE D. Hoy
  • 3 de cada 5 españolas viaja en verano con juguetes eróticos

3 de cada 5 españolas viaja en verano con juguetes eróticos

Aerolíneas y trenes restringen algunos accesorios eróticos

Durante las vacaciones de verano cada vez con más las mujeres que viajan con accesorios y juguetes eróticos. Según los datos de la última encuesta realizada por Sexplace.es 3 de cada 5 mujeres saldrán de viaje estas vacaciones con sus accesorios y juguetes eróticos.

Sin embargo, SexPlace.es ha detectado que salir de viaje con juguetes eróticos no es tarea sencilla. Lugares como los aeropuertos, las estaciones de tren o de autobús se convierten en puntos a tener en cuenta a la hora de ir con el juguete erótico.

Aceites y lubricantes: Hay que tener en cuenta las normas y leyes acerca de viajar en cabina con envases de más de 100 ml. Es muy común encontrarse con problemas al respecto.

Vibradores de metal o cristal: Otro problema recurrente en estas fechas y cuando se viaja en avión es tener problemas con el vibrador que se lleva en la maleta de mano. Se recomienda revisar las medidas máximas permitidas para no tener que tirarlo al pasar por la aduana.

Esposas y otros juguetes BDSM: Otro problema frecuente según las mujeres consultadas por la cadena erótica es aquel relacionado con la temática bondage. Y es que juguetes como los látigos, fustas, esposas etc no están permitidos en las maletas de mano.

Laura Hermoso, portavoz de SexPlace.es explica, “Las leyes no prohíben explícitamente llevar juguetes eróticos en el equipaje, sin embargo debemos tener presente que, para viajar con lubricantes o cualquier otra cosmética erótica, deberemos seguir la misma normativa referente a los líquidos en el equipaje de mano. No sobrepasar los 100ml y además llevarlos en una bolsa transparente de plástico y resellable”.

Los juguetes eróticos favoritos de las españolas para esta época del año. El calor, los lugares y sobretodo el aumento de tiempo libre marcan las tendencias de los juguetes favoritos:

· Lencería erótica: Aunque es un clásico en las tiendas eróticas, en verano y debido a las altas temperaturas, este tipo de prenda cobra mayor protagonismo. Es el primer accesorio erótico favorito del verano.

· Lubricante: El hecho de probar experiencias nuevas o lugares diferentes como la playa, el jacuzzi o la piscina hace que la venta de lubricantes en verano aumente exponencialmente según los datos de ventas de SexPlace.es. La tienda erótica además señala especialmente los lubricantes efecto frío para combatir el calor.

· Aceites para masajes: Sin duda una de las fantasías favoritas de las mujeres para esta época del año es acompañar las relaciones de grandes preliminares.

· Vibradores: especialmente los de viajes, pequeños y muy intensos. Se trata de un compañero habitual en el 65% de las mujeres consultadas para las vacaciones de verano. En verano los que más se venden son los de cristal y metal precisamente por el efecto frío que proporcionan.

Cómo preparar tu kit sexual este verano

En base a los problemas habituales que viven las propietarias de juguetes eróticos fuera de casa, desde SexPlace.es se ha elaborado un manual de consejos para viajar de vacaciones sin sobresaltos:

1.- Tamaño: aunque tradicionalmente se ha dicho que el tamaño importa, en este caso cuanto más pequeño el juguete erótico mejor. Así se ocupará menos espacio y pasará más desapercibido.

2.- Imaginación: Lo más importante a la hora de preparar tu kit de viaje sexual es apoyarte en la imaginación. Cualquier juguete puede tener más de un uso y de formas muy creativas. No necesitas llevar demasiados si sabes cómo utilizarlos.

3.- No te avergüences: Según los datos algunas mujeres no se arriesgan a llevar juguetes eróticos de vacaciones por vergüenza a ser pilladas. Esto es un grave error. Tanto los agentes de aduanas, seguridad como personal de limpieza están muy acostumbrados a encontrarse cosas peores.

4.- Ser sinceros: Una recomendación muy habitual se basa en la sinceridad. Si alguien pregunta sobre el juguete, debemos ser sinceros y contar lo que es. No es nada malo.