LIFESTYLE D. Hoy
  • Finca Villalobillos

Finca Villalobillos

La Mancha también existe. Un paseo por territorio cervantino, por una zona azotada por el olvido y, a veces, el menosprecio de las gentes más selectas del universo enológico nacional. Un vino blanco ahormado con la uva airén. Esta variedad no tiene demasiado prestigio, pero en este caso sirve como argumento para un ejemplar muy franco, muy directo y con una expresividad justa.

En territorio de Corral de Almaguer (municipio de la provincia de Toledo), dicen que el viñedo se remonta al año 1935, con pie franco, y allí se conforma un vino que no pretende agitar conciencias y solo dar felicidad. Se sustenta de buenas notas aromáticas herbáceas, unos despuntes a hinojo y, especialmente, un paso anunciado de boca muy gustoso. Explota con una acidez simpática y golosa.

Luego, en el velo del paladar, desaparece para dejarnos un postgusto marcadamente amable. Cuando descorchamos estas botellas encontramos el recuerdo, la memoria de unas tierras y de un bodeguero que ha creado un puñado de botellas para dejarnos algo de placer. Nos apetece un vino de recuperación, de unos artífices que pensaron que recoger el testigo de la historia es, sobre todo, enlazar con la modernidad más pujante.

Bodegas: García de Lara. Nombre: Finca Villalobillos 2018. D.O: Tierra de Castilla. Precio: 7,80 euros. Web: www.bodegasgarciadelara.com