Angelina Jolie y Brad Pitt entierran el hacha de guerra

Según la prensa estadounidense, la ex pareja se habría reunido por primera vez desde su separación para acercar posturas respecto a la custodia de sus hijos

Según la prensa estadounidense, la ex pareja se habría reunido por primera vez desde su separación para acercar posturas respecto a la custodia de sus hijos.

Cuando parecía que la batalla entre Angelina Jolie y Brad Pitt no tendría fin, ahora se publican nuevas informaciones que apuntan a un posible entendimiento entre ambos. Según afirma una persona cercana al portal de noticias «Entertainment Tonight», «Brad y Angelina organizaron una reunión secreta en casa; es la primera vez que se ven desde que se separaron y lo han hecho para hacer que las cosas funcionen desde que empezaron la terapia grupal con los niños; el encuentro ha sido un éxito y han acordado aceptar el régimen de custodia que establezca la Justicia».

Los ex pareja mantiene un frente judicial desde que hace dos años anunciara su divorcio. Desde entonces, se ha vivido un constante cruce mediático de acusaciones, filtradas a la prensa casi siempre por allegados, ya que ni uno ni otra se ha pronunciado directamente sobre el asunto. Su principal disputa surge por la custodia de los seis hijos que

tienen en común (aún pendiente de resolver por los tribunales): Maddox, de 16 años; Pax, de 14; Zahara, de 13; Shiloh, de 12; y los gemelos de 10 años, Knox y Vivienne.

Entre las varias acusaciones, Jolie llegó a afirmar que Pitt no pagó durante un año y medio una parte «significativa» de la pensión alimenticia de sus hijos, lo que provocó la pronta respuesta del equipo legal del intérprete de 54 años, que lo desmintió y aseguró que desde la separación les ha pasado más de siete millones de euros. Este cisma

familiar también lo viven los propios niños, ya que, según han informado varios allegados del ex matrimonio, están divididos entre su padre y su madre. Maddox, la primera hija biológica de ambos, sería la más próxima a Pitt. Tanto, que, según se publicó hace unos días, se habría escapado de casa para verlo.

Y es que la actriz de 43 años no habría hecho por facilitar la relación entre padre e hijos. De hecho, hace un par de meses el juez del caso tuvo que intervenir para advertir a Jolie de que si no hacía por mejorarla, podría perder la custodia. Además, la obligaba a no interferir en las comunicaciones, lo que pasa por no controlar las llamadas ni los mensajes que los menores se intercambien con su progenitor.

Este último «revés» explicaría el cambio de «modus operandi» de Angelina Jolie en el proceso: «Ha decidido que ya era momento de hacer que las cosas funcionen y Brad se ha mostrado muy dispuesto a escuchar su oferta; ha estado dedicado a mantener la paz durante todo el proceso y ahora, por fin, parece que están en un punto en el que pueden crear una situación más tranquila para los niños», asegura la misma persona. ¿Habrán enterrado el hacha de guerra? Continuará...