• Rosalía sale a la calle con las horquillas de la peluquería
    /

    Gtres Online

Rosalía sale a la calle con las horquillas de la peluquería

La cantante catalana ha vuelto a hacer gala de su personalidad

Hace ya un tiempo que la palabra arte cobró vida. Se ha personificado en forma de Rosalía. No conforme con haber conquistado el corazón del mundo entero por medio, entre otras actuaciones y conciertos, de su espectáculo en Coachella, la cantante catalana se ha lanzado asimismo al asalto de la industria fashionista. Rosalía enamoró con su voz a más de 63 mil personas en el Primavera Sound y acaba de ganar el Music Moves Europe Talent Awards. Por si fuera poco, la "fenómena de masas" ha sacado a la luz recientemente una pegadiza colaboración con Ozuna. Pero este frenético ritmo de trabajo no le impide seguir sorprendiéndonos con sus estilismos. Eso de "las uñas de Rosalía" es un concepto ya más que asentado. Pero su último beauty look nos ha fascinado. La que ha lanzado ya dos colecciones con Pull & Bear, ha salido a la calle con el pelo plagado de horquillas, pero no eran (ni mucho menos) las discretas horquillas tradicionales.

Rosalía sale a la calle con las horquillas de la peluquería

La nueva tendencia capilar impuesta por la catalana pasa por colocarse en el pelo de forma consecutiva distintas horquillas de peluquería. Y si pueden llevar algodón de color para evitar las marcas en nuestra melena, mejor. Ahora que el maquillaje de Euphoria parece ser el make up más top y las uñas arcoiris son "trending topic", las horquillas de la pelu también pueden ser el accesorio de moda perfecto. Rosalía ha "dictado tendencia" .

Es probable que Rosalía se encontrase en el descanso de algún rodaje, haciendo pruebas de estilismo o que estuvieran preparándola para un shooting o producción . De cualquier manera, lo que está claro es que hace falta tener mucha personalidad para hacerse una foto de esta "guisa". Hay que ser una auténtica diva para que, en estas circunstancias, a uno le quede una instantánea digna de portada. En cambio, ¿quién sabe? ¿Se pondrán de moda estas horquillas ahora que "todo vale?