MENÚ
viernes 15 febrero 2019
19:17
Actualizado

Bajan las llamadas al 016 frente al aumento de casos de riesgo pero seis de cada diez las hacen las víctimas

En la red de VioGen hay actualmente 9.349 mujeres que según las fuerzas de seguridad corren peligro bajo, medio y 59 de ellos alto o extremo

  • Celis reiteró la llamada a “denunciar cualquier caso” y pidió “unidad institucional, política y social” contra la violencia machista / Foto: La Razón
    Celis reiteró la llamada a “denunciar cualquier caso” y pidió “unidad institucional, política y social” contra la violencia machista / Foto: La Razón
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

13 de febrero de 2019. 15:51h

Comentada
Laura Blanco.  Sevilla. 13/2/2019

Leonor y Rosa no son estadísticas. Son las dos últimas víctimas de la violencia de género en Andalucía, asesinadas por sus parejas el 12 de enero en Fuengirola (Málaga) y el 26 de enero en Dos Hermanas (Sevilla), estando sus agresores detenidos. Ninguna de ellas había denunciado y por tanto no contaban con ninguna medida de protección ni aparecían registradas en el sistema VioGen en el que las fuerzas de seguridad registran casos activos de mujeres a las que realizan una valoración de riesgo según la cual de los 15.826 casos actualmente activos en Andalucía, 9.349 corren algún tipo de riesgo. En concreto, 7.674 presentan según la valoración policial riesgo bajo, 1.616 medio, 54 alto y cinco extremo. El nivel de riesgo implica medidas de control y seguimiento más o menos rígidas y según el balance presentado este miércoles por el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, con respecto al año pasado ha aumentado en un 4,2% los casos activos, de los que 216 corresponden a chicas menores (en este caso 24 menos que en 2017).

Han aumentado los casos activos y también las mujeres que para sentirse seguras han solicitado y obtenido los “teléfonos del pánico”, unos móviles que actualmente tienen a su disposición 2.610 mujeres andaluzas, con conexión directa a una central de alerta que moviliza inmediatamente a la Policía (el sistema Atempro).

Igualmente, los jueces han dictaminado que 345 agresores con órdenes de alejamiento en vigor lleven pulseras de control telemático que geolocalice sus movimientos y avise si se saltan dichas medidas y se acercan a sus víctimas (un 12,7% más).

Sin embargo, las denuncias a los tribunales cayeron un 3,1% y las llamadas al 016, el teléfono gratuito de atención a las víctimas de violencia de género que no deja rastro en la factura telefónica, también se han reducido (12.228 en 2018). Una divergencia que llevó a Celis ha hacer una llamada “casi a la desesperada a la sociedad andaluza para que denuncian cualquier caso de violencia de género”.

La buena noticia es que seis de cada diez de esas llamadas las hacen las propias víctimas, un porcentaje que ha aumentado, y el 40% la voz de alarma la da la familia o el entorno.

Experiencia piloto en Córdoba

Los casos registrados en VioGen cambian casi diariamente porque, por ejemplo, cuando un agresor entra en prisión, desaparece el riesgo para la víctima. Son las bajas casuales. Pero también hay casos que se resuelven positivamente, es decir, la protección, control y seguimiento de la mujer funciona y las fuerzas de seguridad consideran que el riesgo desaparece. Son esos casos “de éxito” los que la Subdelegación del Gobierno de Córdoba ha propuesto analizar, como experiencia piloto, para extraer conclusiones que permitan avanzar en la lucha contra la violencia de género, para la que Celis pidió “unidad de acción, institucional, política y social” de forma que “este tema debe estar al margen de la controversia política”.

En este sentido expresó su inquietud y preocupación porque nuevas fuerzas políticas como Vox quieran “menoscabar todo el trabajo que se viene haciendo”, al pedir la derogación de la Ley de Violencia de Género, criticar las ayudas para mujeres maltratadas y los servicios que las atienden y hablar de denuncias falsas. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, se comprometió ayer en un encuentro institucional con Celis a no dar pasos atrás en esta materia pero lo cierto es que el PP tiene firmado un acuerdo de investidura con Vox que contempla la revisión de las ayudas para la lucha contra la violencia machista, aunque no la derogación de la ley que inicialmente pretendía Vox.

Últimas noticias