Cero euros recuperados a los 12 años del fraude

La consejera se ampara en los procesos judiciales para justificar que no se haya podido culminar el reintegro de la ayuda de 40,1 millones

La consejera de Agricultura de la Junta, Carmen Ortiz
La consejera de Agricultura de la Junta, Carmen Ortiz

La recuperación de fondos defraudados sigue siendo una asignatura pendiente. La Junta, según el consejero José Sánchez Maldonado, ha repartido sin control 2.896 millones para formación en diez años. De ellos, la Administración ha reclamado 90 e ingresado tres. De los 855 millones en entredicho del «caso ERE», la cuantía recuperada es una incógnita. Las resoluciones de reintegro por las ayudas vinculadas a los ERE suman 84,57 millones, pero se desconoce cuánto se ha recuperado. En septiembre de 2014, el consejero Sánchez Maldonado habló de «1,2 millones en período voluntario», apenas el 0,1%. De los más de 36 millones del «caso Invercaria», «han sido desinvertidos 10,7 millones entre principal, intereses y plusvalías», según también el consejero. Del «caso Marismas», con 40,1 millones de subvención, la consejera de Agricultura desveló ayer que tampoco se ha recuperado ni un euro pese a que la ayuda para modernizar el regadío data de 2004.

Según la Consejería de Hacienda, la Administración logró reintegrar el pasado año 265 millones por subvenciones. Más de 97, en periodo voluntario. La consejera Montero explicó que sólo «una mínima parte» de las subvenciones concedidas derivan en expedientes de reintegro. Montero detalló que más del 30% de los procedimientos de reintegro se encuentran paralizados o suspendidos por la interposición de recursos judiciales, por lo que «no se garantiza su cobro». El «caso Marismas» está «siendo sometido a la Justicia, que debe determinar responsabilidades», señaló en el Parlamento la consejera de Agricultura, Carmen Ortiz.

Ortiz explicó que la «Consejería está colaborando con el juzgado de Instrucción 16 de Sevilla, atendiendo cualquier solicitud. Y personándose en el procedimiento». «Las obras –para las que se otorgaron las ayudas a la Comunidad de Regantes de las Marismas del Guadalquivir– no se terminaron en plazo y el primer objetivo es recuperar los fondos», indicó Ortiz, añadiendo que «se han dado todos los pasos» y la Junta está «exigiendo el reintegro», pero el proceso judicial mantiene en suspenso la recuperación de los fondos por «anomalías en la gestión» tras varios «expedientes de reintegro parciales» y el dictamen de pérdida de la ayuda con fecha 29 de mayo de 2014. «Los avales también están suspendidos por el juzgado en tanto se arregla el contencioso», incidió. La diputada del PP Rosalía Espinosa señaló que los populares «harán una ronda por las comunidades de regantes» para asegurarse de que las obras se han acometido. «Marismas del Guadalquivir es un ejemplo del incumplimiento de la Consejería en la mejora de las infraestructuras agrarias», señaló, recordando que hay «dos interventores investigados y dos directores generales». «Es increíble el uso tan alegre de los fondos públicos», destacó tras citar las «grabaciones con órdenes de contratar con unas empresas sí y otras no», apuntando al socialista Sánchez Teruel. La Junta subrayó que hay «dos procesos judiciales» abiertos y «un expediente de reintegro», por lo que se «tiene que devolver hasta el último euro». «No hay ni diputados ni cargos públicos que tengan que asumir responsabilidades» porque «a día de hoy no hay ningún imputado», señaló Ortiz, recordando el reciente caso del consejero Ramírez de Arellano como ejemplo.