MENÚ
miércoles 14 noviembre 2018
00:28
Actualizado
  • 1

La Audiencia absuelve a Lopera tras el pacto previo con las acusaciones

Condena a Béticos por el Villamarín al pago de las costas

  • Ke-Imagen
    Ke-Imagen
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

15 de marzo de 2018. 21:05h

Comentada
Sevilla. 16/3/2018

ETIQUETAS

«En esta materia, lo ético, lo lícito y lo punible son puntos concéntricos. El tribunal no puede traspasar los límites del círculo más pequeño, cualquiera que sea su opinión personal al respecto», señala la Audiencia. También indica que «el delito de apropiación indebida, como el de administración desleal, precisa de ánimo de lucro», algo que tampoco «resulta acreditado» por las propias «contradicciones» de la gestión de Lopera como avalar con «su patrimonio personal» más de 91,5 millones en fichajes, algo difícilmente «entendible» con «un coetáneo ánimo de ilícito enriquecimiento personal». La Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla ha absuelto a Manuel Ruiz de Lopera de los delitos continuados de apropiación indebida y administración desleal en relación al Real Betis. También han sido absueltos el empresario Luis Oliver, el administrador Guillermo Molina; los testaferros Mercedes Ferraro y Teresa González; la secretaria Ana María Ruiz; y Francisco Javier Paez, sobrino de Lopera. Quedan libres de responsabilidad civil Farusa, Frigimueble, Bitton Sport, Encadesa, Incecosa y Tegasa. La Audiencia condena al pago del 40% de las costas a Béticos por el Villamarín, a la que pertenece el también ex presidente del Betis Hugo Galera. Contra la resolución cabe recurso de casación ante el Supremo, en lo que supone un nuevo varapalo de la Audiencia a una instrucción de la jueza Alaya, quien decretó hace ocho años la retirada de las acciones de Lopera como medida cautelar.

La absolución se produce después del pacto extrajudicial alcanzado en julio con el club y dos de las tres acusaciones (Liga de Juristas Béticos y Por nuestro Betis), según el cual Lopera cedía su 51% de acciones a cambio de más de 15 millones. Tras ello, la Fiscalía rebajó su acusación, solicitando seis meses de cárcel, permutables por 3.600 euros de multa. Previamente, exigía tres años y tres millones. Béticos por el Villamarín solicitaba para Lopera 14 años de cárcel y seis de indemnización (anteriormente, 26). Lopera sí fue condenado anteriormente por el juzgado Mercantil por llevar al Betis al concurso de acreedores, dictaminando que realmente no compró el 31,38% de las acciones en 1992 (suscritas recientemente de nuevo por los socios). La sentencia señala que no se ha demostrado que la venta a Oliver «haya determinado perjuicios al club», citando el acuerdo entre las partes y la renuncia a las acciones penales y civiles, a excepción de Béticos por el Villamarín. La sentencia señala que «no resulta admisible» la descripción de hechos de la asociación «dada su falta de concreción». El auto rechaza «la continuidad delictiva y el dolo unitario» de Lopera al denunciarse tres actuaciones «separadas en el tiempo» que, además, «deben declararse prescritas». Aunque se cuestiona el «nivel de diligencia» de Lopera, se le absuelve.

«Dios está arriba y se ha hecho justicia»

En vísperas de la Semana Santa, el muy devoto Ruiz de Lopera reaccionó a la sentencia absolutoria, según recogió Radio Sevilla, asegurando que «Dios está arriba y se ha hecho justicia». Su abogada, Encarnación Molino, dijo que están «muy satisfechos», recalcó que el acuerdo de julio «no pierde sentido y tiene su validez» y subrayó que «el tribunal tenía que juzgar y podía imponer penas superiores o inferiores, era libre de valorar todas las pruebas». «El acuerdo no vinculaba al tribunal penal», subrayó.

Últimas noticias