MENÚ
miércoles 26 septiembre 2018
09:02
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La comunidad andaluza concentra el 20% de los suicidios del país

El tabú mediático de las muertes autoinfligidas supera a los fallecimientos de tráfico

  • José Giner (c), catedrático de la Universidad de Sevilla, durante los VII Encuentros en psiquiatría sobre conducta suicida
    José Giner (c), catedrático de la Universidad de Sevilla, durante los VII Encuentros en psiquiatría sobre conducta suicida
Sevilla.

Tiempo de lectura 5 min.

17 de mayo de 2016. 12:50h

Comentada
M. González Q. .  Sevilla. 17/5/2016

El suicidio, además de un tabú mediático, es la primera causa de muerte no natural del país. Según el informe Defunciones según causas de muerte elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2014 se suicidaron en el país 3.910 personas. De ellas, 784 en Andalucía (621 hombres y 163 mujeres); esto es, el 20% del total nacional. Es decir, una de cada cinco muertes autoinfligidas radica en la comunidad. La cifra total supera la incidencia de la tasa nacional de fallecimientos en accidentes de tráfico (1.873 personas), las caídas accidentales (2.749) o el ahogamiento, sumersión y sofocación accidentales (2.370). Por provincias, en Sevilla se produjeron, en 2014, 170 suicidios; 161, en Málaga; 112, en Granada; 91, en Cádiz; 81, en Córdoba; 74, en Jaén; 67, en Almería; y 28, a mucha distancia del resto de provincias, en Huelva.

En España, el tema, declarado un problema de salud pública por la OrganizaciónMundial de la Salud, es objeto de estudio por parte de una activa comunidad de investigadores, facultativos y sanitarios. Este mes de abril los especialistas expusieron en Sevilla las conclusiones, experiencias y las tesis en materia de prevención, asistencia y abordaje clínico del fenómeno con motivo de los VII Encuentros en psiquiatría. Medio millar de especialistas y las principales autoridades europeas en la materia se dieron cita en esta reunión, el principal panel de expertos en salud mental implicados en la investigación clínica de la conducta suicida.

«Partimos desde la realidad clínica a la que nos enfrentamos día tras día. La creciente cantidad de pacientes con trastornos depresivos obliga a buscar intervenciones específicas en la población con factores de riesgo suicida, señala José Giner, catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Sevilla y presidente del comité organizador de Encuentros en psiquiatría. «En España, donde se suicidan más de 10 personas al día y el suicidio es una de las principales causas de muerte entre la población joven, no se estánadoptando las medidas necesarias para su prevención: es una necesidad clínica no atendida», advierte el experto.

La actualización en prevención, clave fundamental de la labor asistencial, fue uno de los puntales fundamentales del contenido lectivo de la cita. Expertos procedentes de todo el país presentaron los resultados de dos innovadores experiencias en prevención terciaria. La relación entre consumo de sustancias como el tabaco en la conducta suicida o la influencia de la crisis económica en la tasa de muerte autoinflingida fueron objeto de debate e intercambio durante esta nueva ediciónde Encuentros en psiquiatría, en la que este año también se discutió sobre los efectos de la conducta suicida en el entorno familiar y social de los fallecidos. Se estima que cada suicidio afecta a una media de 100 personas del entorno directo e indirecto: familiares vecinos, compañeros de trabajo, amigos... y favorece un duelo que tiene unas características muy específicas, como el sentimiento de culpa, la rabia o la frustración derivadas de la creencia de que la muerte podría haberse evitado.

El programa académico incluye un curso avalado por la European Psychiatric Association (Itinerant EPA course on suicide) sobre evaluación y manejo clínico de personas con riesgo de suicidio en distintos «settings», de la urgencia al ingreso hospitalario y el seguimiento.

En las jornadas, participaron, entre otros, Antonia Medina, María Dolores Franco, Miguel Gutiérrez, Dolores Sáiz, Ramón Gracia, Miquel Roca, Juan José Carballo, Manuel Millán, Cecilia Borrás, Jerónimo Sáiz, Hilario Blasco, Diego Palao, Rafael Lillo, Arturo Sanmartín, Lucas Giner, Marco Sarchiapone, Philippe Courtet, Enrique Baca, Julio Bobes y Mª José Jaén.

Las claves

En más del 90% de las muertes subyace una enfermedad mental, cifra que es similar en los países occidentales. Según los expertos, entre las enfermedades con más riesgo de suicidio está la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Sin embargo, debido a la prevalencia de otras patologías, es más frecuente encontrar entre los suicidios trastornos depresivos y de consumo de tóxicos. Entre los tóxicos destacan la presencia de abuso de alcohol, cocaína y heroína.

Problemas ocurridos en la infancia, como abusos sexuales y físicos se relacionan con un mayor riesgo de tener conducta suicida en el futuro. Esta influencia puede estar mediada por alteraciones biológicas relacionadas con el afrontamiento de problemas y de resiliencia.

w sensibilizar a la población de este problema es esencial, ya que su mortalidad es cuatro veces superior que la de los accidentes de tráfico y se llama la atención a los medios para que comuniquen el problema sin sensacionalismo, como recomienda la OMS.

En 2012 se registraron en el mundo unas 804.000 muertes por suicidio, lo que representa una tasa anual mundial de suicidio, ajustada según la edad, de 11,4 por 100.000 habitantes (15,0 entre hombres y 8,0 entre mujeres). Sin embargo, como el suicidio es un asunto sensitivo, incluso ilegal en algunos países, muy probablemente exista subnotificación.

En los países ricos se suicidan tres veces más hombres que mujeres, pero en los de ingresos bajos y medianos la razón hombre-mujer es mucho menor, de 1,5 varones por cada fémina. A nivel mundial, los suicidios representan un 50% de todas las muertes violentas registradas entre hombres y un 71% entre mujeres.

Entre los factores de riesgo figuran las dificultades para obtener acceso a la atención de salud y recibir la asistencia necesaria, la fácil disponibilidad de los medios utilizables para suicidarse, el sensacionalismo de los medios, que aumenta el riesgo de imitación de actos suicidas, y la estigmatización de quienes buscan ayuda por comportamientos suicidas o por problemas de salud mental y de consumo de sustancias psicoactivas.

28 países tienen estrategias nacionales de prevención del suicidio. El Día mundial para la prevención del suicidio, organizado por la Asociación internacional para la prevención del suicidio, se observa a nivel mundial el 10 de septiembre.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs