MENÚ
viernes 16 agosto 2019
21:22
Actualizado

Profesión de fe currista en el pregón taurino de García Reyes

El periodista traza un retablo de toros, toreros y personajes populares con toques de humor

  • El periodista Alberto García Reyes durante el pregón taurino / Foto: Ke-Imagen
    El periodista Alberto García Reyes durante el pregón taurino / Foto: Ke-Imagen
Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

21 de abril de 2019. 20:35h

Comentada
L. R. A.  Sevilla. 21/4/2019

ETIQUETAS

El periodista sevillano Alberto García Reyes trazó un retablo de toros, toreros y personajes taurinos en el que no faltaron toques de humor para cantar a la Fiesta en un intenso pregón, de gran carga literaria, que culminó con una definitiva profesión de fe currista. El tradicional acto, organizado por la Real Maestranza de Caballería en colaboración con el Ayuntamiento, volvió a ser el definitivo pistoletazo de salida a la temporada taurina hispalense que se inauguró por la tarde con un cartel integrado por Julián López «El Juli», José María Manzanares y Andrés Roca Rey, que lidiaron un encierro de Victoriano del Río.

Los pasodobles «La Concha Flamenca» y «Curro Romero», interpretados por la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, dieron paso al pregonero, que comenzó su intervención con un largo y emotivo romance de octosílabos bajo un epígrafe común: «la historia del miedo», que le sirvió para trufar sensaciones, un vademécum de la nómina de toreros hispalenses y una primera declaración de intenciones de su filiación currista.

Ese extenso preámbulo fue seguido de la salutación formal a las autoridades, que el pregonero adobó de su propia personalidad para desgranar un texto rítmico, frecuentemente interrumpido por ovaciones y separado por los clarinazos de la Banda Municipal al modo de los cambios de tercio de las plazas de toros.

«Muerto de miedo,/ vengo a cumplir con el rito/ del artista más cimero/ que mis lágrimas han visto,/ el más sublime hechicero:/ pongo en mi pecho un ramito de la esencia de Romero». De hecho, la solapa del pregonero estaba adornada con una rama de romero. A partir de ahí comenzaron otras referencias. Como la experiencia de José Moreno, antiguo hermano mayor de los Gitanos, describiendo sus sensaciones de camino a la plaza de toros. «Antes de que me pique el de la puerta ya he amortizado la entrada», bromeó.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs