Política

Profesores de Religión piden al Ministerio una negociación «efectiva»

Profesores exigen una solución a los horarios de la asignatura de Religión / Foto: La Razón
Profesores exigen una solución a los horarios de la asignatura de Religión / Foto: La Razón

Los profesores de Religión reclaman al Ministerio de Educación una reunión «urgente» para abrir una «negociación real y efectiva» en relación al conflicto que mantienen con la Junta de Andalucía, empeñada en sacar la asignatura de las aulas. El Gobierno andaluz declaró la guerra a este colectivo hace años por razones estrictamente ideológicas y ni la ley ni los tribunales, pese a las sentencias favorables, frenan por ahora su acoso. Por ello, los sindicatos ANPE, CSIF y USO han remitido una carta al subsecretario de Educación y Formación Profesional, Fernando Gurrea, en la que denuncian que la LOMCE y el desarrollo normativo sobre la asignatura en las distintas autonomías «ha provocado importantes diferencias en la carga horaria», lo que está provocando «desajustes en el horario del profesorado».

Las centrales apelan a la «sensibilidad social y laboral» del Gobierno, al que reclaman que tenga en cuenta las consideraciones sindicales «antes de adoptar cualquier medida». «En reiteradas ocasiones, tanto a nivel individual como conjuntamente, los sindicatos más representativos del colectivo hemos solicitado al Ministerio de Educación la necesidad de abordar esta situación que, siendo compleja, requiere de la voluntad política y del diálogo». En este sentido, expresan la «gran preocupación e incertidumbre» sobre el futuro de los puestos de trabajo en los centros públicos de Infantil y Primaria, un problema localizado en las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Canarias y Cantabria, lo que «exige una solución global y negociada».

Los sindicatos recuerdan que en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde la educación depende del Estado, se ha facilitado que el profesorado de Religión complete la jornada con otras tareas educativas, así que la reducción «no les ha repercutido negativamente en sus jornadas laborales».

Las decisiones judiciales que tumbaron las normas impuestas por la Consejería de Educación para reducir la carga lectiva de Religión a partir de 2015 y 2016 en los centros educativos de Primaria y Secundaria han provocado que el Gobierno andaluz reaccione con más fuerza si cabe y diseñe un golpe casi definitivo al futuro de esta asignatura en colegios e institutos, con la consiguiente factura laboral. Los nuevos proyectos de orden que desarrollan los currículos de ambas etapas reducen a la mínima expresión –la obligada por ley– la carga horaria, una sesión semanal de 45 minutos, y en el caso de Primaria elimina la opción ofrecida a la dirección de los colegios para ampliarla en el ejercicio de su propia autonomía.