Cáritas Palencia advierte que cada vez atiende a más mujeres sin hogar

La Razón
La RazónLa Razón

PALENCIA- Personas que rondan la treintena. Españolas. Con pareja e hijos. Y que llevan mucho tiempo sin trabajar y sin ingreso alguno. Éste es el perfil mayoritario de las personas que son atendidas por Cáritas en Palencia cada día. Si bien, la oenegé católica ha detectado un importante aumento de la atención a mujeres que carecen de un techo en el que cobijarse y que viven en la calle.

Así lo advirtió ayer el presidente de Cáritas Diocesana de Palencia, Juan José Martínez, durante la presentación de la Memoria anual de la entidad. Un informe un tanto desalentador, en el que se revela que de cuatro años a esta parte se han duplicado las actuaciones de acogida y atención primaria de familias y personas que no pueden cubrir sus necesidades básicas. Pero la Memoria llama especialmente la atención por el significativo incremento durante de los casos de mujeres sin techo. «La ayuda en alimentación, ropa, calzado o apoyo para pagar gastos de vivienda y organización del hogar no deja de subir, y en lo que va de 2013 la situación no remite», lamenta Martínez.

Cáritas llevó a cabo el año pasado un total de 6.489 intervenciones, de las que la mitad las realizaron directamente desde Cáritas parroquiales y Cáritas diocesana para atender necesidades básicas en atención primaria y acogida en la capital y provincia. La oenegé cuenta con más de 400 voluntarios, 260 socios y 25 trabajadores, y en 2012 manejaron un presupuesto de 1,1 millones de euros. La mayor parte de los ingresos procedió de los donativos de generales y de 57 instituciones, con 275.000 euros.