La de Burgos, la única universidad del norte de España que impartirá Ingeniería de la Salud

El rector Manuel Pérez Mateos destaca que este grado supone un «momento histórico» para la institución

Manuel Pérez Mateos, los consejeros de Educación, Fernando Rey y Antonio María Saez Aguado, Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso, Joaquín Fernández y Miguel Ángel Benavente

La Universidad de Burgos (UBU) impartirá el próximo curso la titulación Ingeniería de la Salud, la tercera institución académica de España en hacerlos -tras Sevilla y Málaga- y la única que se impartirá en el norte de España, según explicaba en su presentación el rector, Manuel Pérez Mateos. Una enseñanza compleja que se impartirá en tres facultades y que mezcla conocimientos avanzados de tecnología y sanitarios y que supone un «momento histórico» ya que la UBU llevaba 16 años sin implantar ningún nuevo título de grado.

Se trata de unos estudios, cuyo objetivo, señalaba, es el de formar a titulados con conocimientos científicos, sanitarios y tecnológicos, así como a expertos en informática, Big Data e inteligencia artificial». Además, persigue «ser capaces de investigar en tecnología sanitaria, mantenimiento y mejora de sistemas de información e instrumentalización médica, así como en nuevos sistemas para el diagnóstico y tratamiento de pacientes».

Esta presentación contó con la presencia de los consejeros de Sanidad y de Educación en funciones, Antonio María Sáez Aguado y Fernando Rey, respectivamente; el director gerente del HUBU, Miguel Ángel Ortiz; el presidente de la patronal económica burgalesa, Miguel Ángel Benavente; y del responsable del Colegio de Médicos, Joaquín Fernández de Valderrama.

Para Sáez Aguado este nuevo grado será de «empleo, rápido, inmediato, cercano y adecuado». Además, en su intervención destacó que el sector sanitario es el que concentra «mayor grado de conocimiento» y «una gran capacidad de innovación».

Es por ello que aplaudió la incorporación de la nueva titulación y su desarrollo en cuanto a que «va a completar lo que hasta ahora hacían los profesionales de la Sanidad con la ayuda de ingenieros e informáticos».

Por su parte, Fernando Rey felicitó por este «alumbramiento» que nace «con muchísima fuerza» y que «va a crecer mejor». «Es el último hijo deseado del pacto de titulaciones pionero en España», firmado en 2016 entre la Junta y las universidades públicas de la Región.

También se refirió al sistema educativo de la Comunidad, al que definió como «fuerte, social, territorial y muy descentralizado», que «funciona», aseveró. Sin embargo, justificó que ello «impide que se pueda estar en todos los ránkings que se desean» ya que «se puede estar en muchas capillas pero no son catedrales», ironizó. Por último, Rey definió el actual modelo educativo como «razonable» y destacó que la «clave es cómo crecer».