Premios para la «mejor despensa» y profesionales hosteleros de Europa

La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac; la presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín; y Julio Valles, entre otros, junto a los galardonados
La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac; la presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín; y Julio Valles, entre otros, junto a los galardonados

La «mejor despensa» y profesionales hosteleros de Europa, los de Castilla y León, recibieron el reconocimiento de la Academia de Gastronomía y Alimentación de nuestra Comunidad. Su presidente, Julio Valles, destacó la calidad y variedad de los productos.

El Teatro Latorre de la localidad zamorana de Toro acogió la entrega de los Premios Castilla y León de Gastronomía 2015.

En esta edición los galardones recayeron en la empresa Santa Teresa, de Ávila, en la categoría de mejor industria agroalimentaria.

El premio al mejor cocinero ha sido para Miguel Ángel de la Cruz, del restaurante La Botica de Matapozuelos (Valladolid), que ha integrado el concepto cocinero-recolector que aprovecha la riqueza de los pinares y los recursos naturales del entorno.

Como mejor jefe de sala ha sido distinguido Pablo Martín, del restaurante Cándido en Segovia, que ha luchado para que se reconozca la labor de los sumilleres, trabajo que ha ejercido y divulgado en numerosos países.

El galardón a la mejor bodega le ha correspondido a Raúl Pérez, que elabora vinos del Bierzo a los que imprime carácter personal al evitar al máximo la intervención humana en su elaboración.

El premio al mejor producto agroalimentario se ha entregado a Morcillas Villada, una empresa con una larga tradición familiar chacinera de la que se alcanza su quinta generación.

Además, la revelación gastronómica de 2015 ha sido, a juicio del jurado de la Academia Castellana y Leonesa de Gastronomía y Alimentación, la empresa Granja Cantagrullas por sus cuidados quesos artesanales.

Por último, el premio al mejor restaurante ha recaído en el restaurante Víctor Gutiérrez de Salamanca, que cuenta con un nuevo local en el centro histórico de esta ciudad.

La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac fue la encargada de cerrar el acto, y resaltó la fortaleza del sector gastronómico de Castilla y León, que consiguió aumentar el volumen de negocio un 3,7 por ciento en el último año, hasta alcanzar casi los 350 millones.