MENÚ
martes 20 noviembre 2018
12:54
Actualizado
  • 1

Vuelven a alertar de la «tolerancia social» hacia el consumo de alcohol en menores

Proyecto Hombre llama «a no mirar para otro lado» para asegurarles un entorno más saludable

  • María Paz de la Puente y Ana Macías presentan la memoria 2017 de la Fundación
    María Paz de la Puente y Ana Macías presentan la memoria 2017 de la Fundación / Miriam Chacón/Ical
Valladolid.

Tiempo de lectura 4 min.

26 de junio de 2018. 20:06h

Comentada
R. Ortega.  Valladolid. 27/6/2018

En el Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, la Fundación Aldaba-Proyecto Hombre Valladolid alerta de la «normalización» y «tolerancia social» y aceptación existente hoy en día hacia el consumo de alcohol por parte de los menores de edad, y llama a toda la sociedad a «no mirar para otro lado» para garantizar a nuestros adolescentes un entorno saludable.

«El alcohol es la droga por excelencia y la base sobre la que se asienta el inicio del consumo simultáneo de otras muchas sustancias, además de causa importante de muchos problemas de desarrollo en los jóvenes y de rupturas familiares», advierte María Paz de la Puente, presidenta de esta Fundación Aldaba que el pasado año atendió a más de cinco mil personas en Valladolid y provincia, a través de los diferentes programas de prevención y tratamiento de adicciones con los que cuenta.

Puente se muestra también preocupada por lo «fácil» que lo tienen los menores para consumir alcohol, alerta también de los «atracones» ligados a espacios abiertos y con fines lúdicos y recreativos como son los denominados «botellones» que, en su opinión, deberían desaparecer, y denuncia la «desprotección» a la que están sometidos los menores que son ingresados en Urgencias por intoxicación etílica.

«Los jóvenes de menos de 18 años no deben beber alcohol porque está prohibido por Ley y, por lo tanto, ningún menor de edad debería ingresar en Urgencias por una intoxicación etílica», insiste la presidenta de la Fundación Aldaba. Por ello, reclama a los padres y educadores que en cuanto detecten el más mínimo problema en sus hijos pidan ayuda; a las administraciones que lleven a cabo un mayor control y vigilancia en el cumplimiento de Ley; y a los empresarios de Hostelería, también les pide que se formen y que sean conscientes del problema.

«Tienen la responsabilidad de no servir alcohol a los menores y deben hacerlo sin miedo a perder clientes», señala María Paz de la Puente, quien defiende igualmente que a la hora de sancionar, en lugar de que sean los padres los que tengan que hacer frente a la multa económica, sean los propios hijos los que, como castigo, realicen trabajos en beneficio de la Comunidad.

Finalmente, advierte de los nuevos problemas que están surgiendo derivados de un uso abusivo de las nuevas tecnologías, cuyo abordaje en estos momentos es un «desafío» para la sociedad.

Cannabis, alcohol y tabaco a los 16 años

La Fundación Aldaba atendió el pasado año a 132 menores, 27 de ellos mujeres y la mayoría españoles y con una edad media de 16 años. De ellos, siete de cada diez consumían alcohol, tabaco y cannabis a la vez, y tenían problemas de conflicitividad familiar y bajo rendimiento escolar, según datos facilitados por Ana Macías, directora de programas, quien destaca que los buenos resultados del Proyecto Joven, en el que ocho de cada diez atendidos dejan de consumir en un año.

Últimas noticias