Barcelona destapa que los delitos bajan tras los últimos homicidios en Ciutat Vella

La Razón
La RazónLa Razón

Dos muertes por arma blanca en apenas dos semanas en Ciutat Vella, sólo empezar el año, volvieron a poner a Barcelona en el mapa de la crónica negra. Ambos homicidios hicieron saltar las alarmas entre los vecinos de la ciudad, pero ayer, el Ayuntamiento de Barcelona rebatió los miedos con cifras. El mismo primer teniente de alcalde, Joaquim Forn, informó de que los delitos se redujeron un 5,12 por ciento durante el último año. Se registraron 177.394 delitos frente a los 186.964 contalibilizados durante 2012.

Los robos con violencia e intimidación cayeron un 8,5 por ciento. Sobre todo, los delitos que se comenten en la calle. Se denunciaron 2.804 tirones, un 11,8 por ciento menos que en 2012; hasta 671 atracos en establecimientos comerciales y 135 robos violentos en domicilios, lo que supone una caída de este tipo de delitos del 17,7 por ciento y del 25,8 por ciento respectivamente en el último año.

El Ayuntamiento alega que el despliegue de patrullas tanto uniformadas como vestidas de paisano ha dado sus frutos. En la oposición contemplan más argumentos como que la gente –ciudadanos y turistas– denuncia menos.

Los hurtos, que suman el 54 por ciento de los delitos y registraron 96.243 denuncias, siguen bajando. En cuatro años, acumulan un descenso del 15,18 por ciento. Las patrullas mixtas de Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana que velan por la seguridad en el Metro desde hace dos años tienen que ver en este descenso. Aunque el año ha empezado mal, también bajaron los homicidios de 23 en 2010 a los 12 del año pasado.

Los sindicatos de los Mossos aguaron la fiesta a Forn. En una comparecencia conjunta en la comisión de Interior del Parlament alertaron de que los recortes son nefastos para la seguridad, tras denunciar que no se fían de las cifras oficiales de las que presume la administración. Reivindicaron que faltan mil mossos y denunciaron que por culpa de los recortes practican tiro sin munición y tienen que desplazarse a pie para cubrir incidentes.