CiU inicia conversaciones con el PSC para quitar Badalona a los populares

El PP acusa a los convergentes de romper los acuerdos institucionales «por imposición de ERC»

El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, gobierna en minoría con el apoyo externo de CiU en los temas principales
El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, gobierna en minoría con el apoyo externo de CiU en los temas principales

El cambio de alianzas que empezaba intuirse tras las pasadas elecciones tiene visos de llevarse a cabo en las próximas semanas. Si durante la pasada legislatura el centro de poder se situó en el eje CiU-PP, los resultados electorales y los vientos independentistas sugieren que aquellos pactos tienen los días contados. El efecto dominó va camino de desencadenarse y todo apunta a que la primera ficha en caer será la de Badalona.

La situación no es fácil. De las viejas alianzas dependen el mencionado Ayuntamiento de Badalona, Castelldefels y el plato fuerte: la Diputación de Barcelona. Incluso el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, espera el desarrollo de los acontecimientos para poder aprobar sus propios presupuestos. En este contexto, en Badalona, la oposición ha comenzado a moverse. En las últimas elecciones municipales CiU favoreció la investidura de Xavier García Albiol (PP) renunciando a un acuerdo con el PSC.

Ayer se conoció que García Albiol cesó de su cargo a la coordinadora del distrito de La Salut, Julia Sánchez, por las supuestas irregularidades que ésta habría cometido en unas obras realizadas en su domicilio particular. La oposición aprovechó la circunstancia para convocar un pleno extraordinario sobre la corrupción y deslizar la posibilidad de una moción de censura al alcalde.

Conversaciones

El presidente de CiU en el municipio, Ferran Falcó, imputado por el caso Adigsa, señaló que «haremos una propuesta que formularemos a los otros partidos y a la ciudad, antes de diez días». Según Falcó, Badalona es ingobernable y cuenta con un alcalde que no logra cumplir con sus objetivos, y de ahí las conversaciones que mantendrá con PSC e ICV-EUiA, que podrían acabar con la presentación de una moción de censura. El ex alcalde socialista de Badalona, Jordi Serra, acusó a García Albiol «de hacer daño a la marca Badalona». Serra, a la sazón, tiene todos los números de convertirse en el nuevo alcalde de consumarse la moción de censura.

En cualquier caso, esta posibilidad rompería con la máxima convergente de respetar la lista más votada en las diferentes administraciones catalanas. Desde el Ayuntamiento de Badalona señalaron que la posibilidad «existe desde el primer día». «Son los gajes de gobernar en minoría», añadieron. El portavoz del PP en el Parlament, Enric Millo, acusó a CiU de actuar «a capricho de ERC». «Si rompe estos pactos por la imposición de ERC, estará demostrando que CiU es un partido sometido a sus caprichos», señaló Millo.