El PP desencalla la privatización de los aparcamientos de la ciudad

El alcalde quiere construir 1.000 viviendas sociales con la operación

Entre las premisas que ha exigido el PP está la de blindar al máximo las condiciones laborales de los trabajadores
Entre las premisas que ha exigido el PP está la de blindar al máximo las condiciones laborales de los trabajadores

Desde la llegada de Xavier Trias al Ayuntamiento de Barcelona, una de las principales críticas de la oposición a su gestión radica en el aumento de las desigualdades en la ciudad. Quizás por ello, Trias presentó el verano pasado un proyecto para edificar mil viviendas sociales a cambio de privatizar los aparcamientos municipales. El problema, como de costumbre, es que gobierna en minoría. Así las cosas, el PP ha vuelto a arrimar el hombro para que el alcalde pueda llevar a cabo sus proyectos.

El presidente popular en el Ayuntamiento, Alberto Fernández, anunció ayer un acuerdo con el gobierno municipal para aprobar la convocatoria del concurso de la sociedad mixta Barcelona d'Aparcaments Municipals (Bamsa) por valor de 266 millones de euros, cuando en un principio era de 241 millones. Y es que para alcanzar este acuerdo, el PP ha incluido una serie de condiciones en el acuerdo. Para empezar, el Ayuntamiento recaudará 15 millones más del operador privado, ya que, para optar al concurso, deberá aportar como mínimo 160 millones. A su juicio, «los activos de la empresa estaban infravalorados». Según Fernández, estos 15 millones adicionales se destinarán apolíticas sociales para atender a las personas más afectadas por la crisis, además de los 100 que preveía el Consistorio que servirían para construir 1.000 viviendas sociales. Además, en el pliego de condiciones del concurso, se ha incluido una cláusula por la que el socio privado se compromete a invertir, como mínimo, 50,5 millones de euros en la rehabilitación de estos aparcamientos de propiedad municipal en los 25 años en que tendrá su gestión. El acuerdo se formalizará tras el debate mañana en la comisión de Economía.

Bamsa, que gestionará 26 aparcamientos del centro de la ciudad, estará participada en un 40 por ciento por BSM y el 60 por ciento restante por el operador privado que gane el concurso.

«Adelgazar»

Fernández ve positivo este acuerdo porque está en la línea de su voluntad de «adelgazar la administración» y que el Consistorio deje de ser propietario de todo tipo de empresas, aunque ha puntualizado que con esta sociedad público-privada lo que cambia es la gestión, pero el consistorio sigue siendo el propietario de los aparcamientos. Preguntado sobre qué ocurrirá en el caso de que el concurso quede desierto, indicó que entonces «deberán redefinirse los presupuestos municipales» y que por eso en un principio no eran partidarios de incluir esta partida económica en los presupuestos de 2014.

Fernández explicó que también se han exigido algunas medidas de transparencia así como blindar al máximo las condiciones de los trabajadores.