MENÚ
miércoles 18 septiembre 2019
04:29
Actualizado

ERC apela a conseguir una «mayoría inapelable» para doblegar al Estado

Aragonès reclama trabajar para alcanzar la «hegemonía» que permita forzar al Gobierno a aceptar la autodeterminación, mientras que Rovira, que reaparece por videoconferencia, pide «tejer grandes consensos»

  • Marta Rovira reaparece. Igual que Carles Puigdemont durante la campaña electoral de JxCat y en otros muchos actos, la secretaria general de ERC reapareció ayer por videoconferencia en el Consell Nacional
    Marta Rovira reaparece. Igual que Carles Puigdemont durante la campaña electoral de JxCat y en otros muchos actos, la secretaria general de ERC reapareció ayer por videoconferencia en el Consell Nacional
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de septiembre de 2018. 08:34h

Comentada
Javier Gallego.  Barcelona. 23/9/2018

Si por algo se ha caracterizado ERC desde la DUI del 27 de octubre ha sido por su cambio de rumbo hacia posturas más posibilistas. Mientras JxCat sigue oscilando entre el maximalismo y el realismo, los republicanos, a pesar del desgaste que han sufrido, se han mostrado diáfanos y firmes desde el primer momento sobre cuál su reenfoque estratégico para lograr la independencia: ampliar la base para forzar al Estado a negociar la autodeterminación. Ayer, en el Consell Nacional, de la mano de la secretaria general, Marta Rovira, y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, volvieron a reafirmarse sobre esa nueva hoja de ruta y reclamaron trabajar por la «hegemonía» del independentismo para materializar la ruptura con el Estado.

En este sentido, Rovira, que reapareció por videoconferencia justo cuando se cumple medio año de su huida a Suiza, pidió al separatismo que «vaya más allá» y tenga como horizonte el 3 de octubre, cuando salió a la calle todo el soberanismo para protestar contra las cargas policiales del referéndum ilegal del 1-O. «Esta es nuestra asignatura pendiente», reconoció Rovira, que recordó que el separatismo sólo ha avanzado cuando ha sido capaz de «tejer grandes consensos» y «sólo así» será capaz de convertirse en «mayoritario». Asimismo, también reivindicó el 1-O como «un punto de no retorno» que fue posible gracias a que «los actores civiles y políticos» se pusieron de acuerdo. «Consensuar no significa competir ni uniformar», afirmó, en alusión a la maltrecha unidad secesionista y las voces –como la del president Quim Torra– que abogan por la coalición electoral de cara a las elecciones municipales.

En la misma línea se expresó el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, quien enunció las «tres condiciones objetivas» que debe forjar el independentismo para forzar al Estado a negociar la autodeterminación: ser hegemónico, ligar su causa a la defensa de los derechos civiles y el reconocimiento internacional. «Debemos trabajar para conseguir una mayoría inapelable en Cataluña, necesitamos que la mayoría de la sociedad acepte el veredicto de los votos. Pero no una mayoría de un voto, necesitamos la hegemonía», aseguró en su intervención, en el Auditorio Axa. «Debemos ligar nuestras causa a la causa de la democracia, los derechos y las libertades para generar una opinión más favorable en el Estado», agregó como segunda condición. Finalmente, como tercer aspecto pidió seguir trabajando en la internacionalización del «procés» para conseguir el reconocimiento de la independencia.

También se mantuvo crítico con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que volvió a equiparar con Mariano Rajoy. «La estrategia del nuevo Gobierno no ha variado la represión del anterior», concluyó. En la misma línea se expresó la portavoz de los republicanos, Marta Vilalta, quien reclamó a Sánchez «cambiar las celdas por despachos» y retirar las «acusaciones» contra los líderes independentistas. Finalmente, el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, apeló, veladamente, a que el los «comunes» y el PSC no queden «pasivos ante la represión» del Estado contra Cataluña.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs