MENÚ
lunes 12 noviembre 2018
22:22
Actualizado
  • 1

Historia oculta del ADN

La escritora Gemma Lienas vuelve a la literatura para adultos con «El fil invisible»

  • Gemma Lienas (a la izq.) con su nueva novela, en la que aparecen nombres reales como el de la pintora Remedios Varo, autora del óleo «Harmonia» (arriba) y la científica Rosalind Franklin (der.). Foto: Shooting
    Gemma Lienas (a la izq.) con su nueva novela, en la que aparecen nombres reales como el de la pintora Remedios Varo, autora del óleo «Harmonia» (arriba) y la científica Rosalind Franklin (der.). Foto: Shooting

Tiempo de lectura 2 min.

31 de agosto de 2018. 07:52h

Comentada
Víctor Fernández Barcelona. 31/8/2018

Con «El fil invisible», Gemma Lienas se alzó con el último Premi BBVA Sant Joan y lo hizo con una novela con varias tramas alrededor de Júlia, su protagonista. Entre estas otras historias, en la novela podemos encontrar a la científica Rosalind Franklin, una figura clave en el descubrimiento de la doble hélice del ADN. A ello se le suma otra mujer a reivindicar, la pintora Remedios Varo y cuyo cuadro de 1956 «Harmonia» tiene un peso importante en el relato alrededor de Júlia. Tampoco puede olvidarse el protagonismo en este relato de la isla francesa de Batz de donde es la abuela de la protagonista.

Lienas comentó ayer, durante la presentación de la obra, que el libro no es «una autoficción», aunque en él «hay algo de mi familia. Es una historia que me ha devuelto momentos de mi infancia». Para construir «El fil invisible», la escritora reconoció que «me ha costado documentarme tres años. Por ejemplo, leí mucho sobre genética, fui a la isla de Batz y los cuatro días que pasé allí me sirvieron para sacar muchas ideas. Me documenté sobre la Bretaña durante la invasión nazi y también estudié sobre el tema de los niños robados». Sin embargo, cuando tenía la historia preparada para ser escrita, Lienas empezó una nueva etapa en su vida como diputada en el Parlament.

Júlia, la protagonista de «El fil invisible», trabaja en un guión sobre Rosalind Franklin, uno de esos grandes nombres de la ciencia que han quedado injustamente arrinconados, en este caso por Francis Crick y, sobre todo, James Dewey Watson, los responsables del descubrimiento del ADN y por el que ganaron el Premio Nobel. «Él era, y es algo que he sacado de sus libros, un homófobo, maleducado, machista y xenófobo. Es una figura prototipo de lo que conocemos como “pelotazo”. Crick también era un machista, pero no tan grosero como su compañero. Ellos hicieron pequeña a Rosalind». Pero ella tuvo un papel muy importante en el descubrimiento aunque muriera prematuramente a los 38 años por culpa de un cáncer de ovarios, probablemente por las radiaciones que había recibido en el laboratorio. A Franklin le debemos la primera imagen de la estructura del ADN. «El King's College era una institución machista», recordó Lienas para explicar el por qué del silencio alrededor de Rosalind Franklin. Todo ello queda expuesto en la novela.

La escritora trabaja en la actualidad en una nueva novela y reconoció que la han tentado para que escriba sobre su experiencia en el Parlament de Cataluña.

Últimas noticias