Los asesores de Mas recomiendan aliarse con España tras la secesión

El conseller Francesc Homs aseguró que los informes del consejo de sabios, que preside Carles Viver Pi-Sunyer, demuestran que un estado propio es «viable, democrático y técnicamente posible, además de necesario»
El conseller Francesc Homs aseguró que los informes del consejo de sabios, que preside Carles Viver Pi-Sunyer, demuestran que un estado propio es «viable, democrático y técnicamente posible, además de necesario»

Como Richard Burton y Liz Taylor, que estaban mejor divorciados que casados, el consejo de sabios que asesora a Artur Mas en el proceso soberanista ha llegado a la conclusión de que la independencia de Cataluña es una oportunidad para restablecer una relación «más estrecha y constructiva» con España que la actual. El presidente del llamado Consejo Asesor para la Transición Nacional, Carles Viver Pi-Sunyer, presentó ayer cuatro nuevos informes: el más extenso, sobre la Administración Tributaria de Cataluña; otro, sobre la internacionalización del proceso soberanista; un tercero, acerca de la configuración de las tecnología de la información, y el que daría más que hablar, sobre las relaciones entre Cataluña y España, entre otras cosas porque apuesta por que el Barça y el Espanyol sigan jugando en la Liga española.

Cataluña y España

Este informe recomienda a la futura Cataluña independiente aliarse con España, para compensar las fuerzas limitadas del nuevo estado catalán, pero también porque «son muchos los vínculos afectivos, culturales, económicos e históricos» que comparten. Sugiere dos posibilidades. La primera, crear un Consejo Ibérico, junto a Andorra y Portugal, al estilo del Nordic Council. Aboga por que el órgano cuente con un consejo de parlamentarios de los cuatro países, uno de ministros con los máximos mandatarios y una secretaría general. La segunda opción está inspirada en el Benelux, que reúne a Bélgica, Holanda y Luxemburgo en un acuerdo de cooperación básicamente económica, o el British-Irish Council. Sería un consejo Catalano-Español para cooperar en ámbitos como el monetario, comercial, infraestructuras, energía y agua, o aduanas.

Viver Pi-Sunyer explico que no entienden la independencia como sinónimo de ruptura y que «el estado independiente no tiene como finalidad romper las relaciones on España, sino que la intención es que las relaciones sean más sólidas que las actuales, desde una relación de igualdad».

También recomienda que las radios y televisiones estatales sigan emitiendo en Cataluña y aconseja firmar un acuerdo de reprocidad con España para que los territorios donde se habla catalán (Baleares, la Franja de Aragón y la Comunidad Valenciana) puedan ver TV3 y escuchar Catalunya Ràdio.

hacienda catalana

Los asesores alegan que el margen de mejora de la administración tributaria actual es «muy grande». Aboga por reforzar la Agencia Tributaria Catalana para garantizar que el flujo monetario no cese y las obligaciones tributarias se cumplan durante la transición. Calculan que la hacienda catalana recaudaría hasta 100.000 millones anuales. Costaría 750 millones, aunque el objetivo es reducir los costes a 400 millones. Al menos debería tener 6.000 trabajadores públicos. La dificultad de ponerla en marcha radica en la colaboración del Estado. Si no colabora, la Generalitat deberá compilar los datos como pueda.

Aval internacional

Para dar a conocer el proceso al mundo aconseja a Mas reforzar su red diplomática. Le emplaza a reclamar la consulta como un «derecho democrático» y a explicar que han fracasado los intentos para mejorar la relación con España. También apela a que las Naciones Unidas recoge el derecho de autodeterminación.

Nuevas tecnologías

Las tecnologías de la información y comunicación en la Cataluña independiente deben poner énfasis en la ciberseguridad.