Política

Mas hará coincidir la «desconexión de España» con la disolución de las Cortes

Prevé una «declaración solemne» a finales de octubre en el Parlament

Publicidad

El Parlament de Cataluña se debe constituir en 20 días hábiles que empiezan a contar al día siguiente de las elecciones del 27 de septiembre. Este plazo de 20 días finaliza el 26 de octubre, porque en esas semanas solamente hay una festividad: el 12 de octubre. Si en ese Parlament, los independentistas tienen mayoría, condición sine qua non, éstos tienen la intención de aprobar una «proclamación solemne» de inicio del proceso de desconexión con España. Con esta proclamación, Junts pel Sí –se supone que con el apoyo de las Candidaturas de Unidad Popular– quiere que el Parlament «en atención al mandato popular recibido» en las elecciones inicie el proceso de creación del Estado catalán.

Este movimiento del separatismo va a coincidir con las elecciones generales y, por tanto, con un Congreso de los Diputados y un Senado disueltos. El presidente del Gobierno debe convocar elecciones el 20 o el 27 de octubre si, finalmente, los comicios se celebran el 13 o el 20 de diciembre. A partir de estos días y hasta las primeras semanas de enero no se constituirán de nuevo el Congreso y el Senado.

La declaración soberanista del Parlament no se limitará a una declaración de principios. En esta solemne proclamación del Estado catalán, los nacionalistas pretenden abrir un proceso de negociaciones con España; anunciar a las instituciones europeas el inicio de la constitución del nuevo Estado –manifestándoles el interés de Cataluña de seguir en la Unión Europea–; comunicar el proceso a los líderes internacionales, a todos los jefes de Estado y de Gobierno y a las instituciones supragubernamentales, la decisión del Parlament, y realizar un mandato explícito al nuevo gobierno catalán para implementar la «declaración solemne» del inicio del proceso de independencia de Cataluña.

Después de la constitución del Parlament y de la Declaración de Independencia, el presidente de la Cámara catalana iniciará los contactos con los líderes políticos y nombrará un candidato que debe someterse a una sesión de investidura en un máximo de 10 días hábiles y salir elegido por mayoría absoluta. En caso de no conseguirla, se convocará un segundo pleno en el que tiene suficiente el candidato con alcanzar una mayoría simple. Si Junts pel Sí no tiene mayoría absoluta necesitará para conseguirla a las CUP, que hasta ahora han dicho que no darán sus votos a Mas para ser presidente. También sus votos serán básicos para aprobar la resolución del Parlament de independencia. Sin embargo, las CUP no aceptan un proceso negociador con España que Mas cifró en su día en 18 meses, y quieren una desconexión inmediata. Agotando todos los plazos, Mas será presidente como máximo el 11 de noviembre.

Publicidad

En esas fechas, España estará sin Congreso y a punto de iniciar una campaña electoral y Mas ya presidirá el nuevo Gobierno de Cataluña, que será de concentración. El objetivo de los independentistas será poner en funcionamiento las estructuras de Estado «con actos tan relevantes como el reclutamiento de los dirigentes que han de gestionarlas». Según los dirigentes secesionistas, estas actuaciones «no pueden ser impugnadas». El nuevo Gobierno también activará un proceso de preparación para el reconocimiento internacional del nuevo Estado «aunque en esta etapa la comunidad internacional no se pronunciará a favor», afirman fuentes oficiales. Asimismo, el nuevo Ejecutivo catalán debe iniciar las conversaciones con el nuevo Gobierno español –el que presida Rajoy en ese momento estará en funciones– para demostrar que la voluntad del nuevo Estado «es pactar y dialogar».

Esta fase finalizará «cuando los dirigentes políticos consideren que existen las condiciones mínimas necesarias para que el futuro Estado catalán pueda ejercer su poder en territorio catalán». En ese momento, que no está fijado en el tiempo, el Parlament hará una proclamación de independencia con una desconexión efectiva del ordenamiento jurídico español, se aprobará una nueva Constitución en referéndum y se celebrarán elecciones constituyentes.

Publicidad