«Me echan como a un perro porque no entro en lo del 3 por ciento»

El juez del caso Mercurio levanta parte del secreto de sumario y pone al ex concejal Jordi Soriano en el centro de la trama. El alcalde Manuel Bustos pide volver a declarar

El socialista Manuel Bustos decidió no dimitir como alcalde de Sabadell pero se ha apartado del cargo hasta el 4 de febrero
El socialista Manuel Bustos decidió no dimitir como alcalde de Sabadell pero se ha apartado del cargo hasta el 4 de febrero

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Sabadell y responsable del caso Mercurio, Ramón González, ha levantado parte del secreto de sumario. Concretamente, el del bloque centrado en el ex concejal popular en el Ayuntamiento de Sabadell, Jordi Soriano, y considerado clave en la trama de corrupción urbanística.

Soriano está imputado por cobrar comisiones en cinco operaciones urbanísticas, en las que participaron diferentes constructores que también están siendo investigados. En el auto que levanta el secreto de sumario, queda reflejado que Soriano pudo recibir «dádivas» por la remodelación y ampliación del Cementerio de Sabadell, por obras en Fira de Sabadell y el centro cívico de Can Llong, así como por la licencia de mejor a de la Finca de Ca n'Ustrell y la recalificación de una finca en Palau Solità i Plegamans.

El sumario contiene, además, escuchas telefónicas de diversos empresarios y autoridades municipales en los que se explicita, no sólo el reparto de adjudicaciones, sino también el concepto del «3 por ciento», que es lo que la Fiscalía Anticorrupción sospecha que cobraban los responsables de la trama como comisión. «Me echan como un perro porque no entro en lo del 3 por ciento», dijo uno de los empresarios. «Lo que son recalificaciones se lo llevaría el tío del alcalde y todos los otros temas se los quedaría Jordi, es decir nosotros», aseguró otro imputado. Las escuchas fueron autorizadas después de que Nicolás Giner, empresario implicado en la trama, denunciara haber pagado a Soriano.

Investigación compleja

El ex concejal fue apartado hace tiempo del PP y no ostenta ningún cargo público por lo que el juez considera que, no pudiendo ese influir en pruebas que desvirtúen o entorpezcan la instrucción, no cabe alargar el secreto de sumario en cuanto a esta parte se refiere. No obstante, no ocurre lo mismo con el otro bloque donde aparecen Manuel Bustos, el alcalde de Sabadell, y otros imputados en el caso de corrupción urbanística, por lo que el juez González decidió prorrogar un mes el levantamiento de secreto de esta parte del sumario. Quedan documentos y soportes informativos por «comprobar, examinar, analizar y verificar» que atribuyen delitos contra la Administración Pública, «hechos que no son de instrucción simple», señaló el juez instructor.

Pero, el alcalde Bustos quiso salir ayer a la palestra otra vez y reiterar su inocencia así como dejar claro que el municipio no ha quedado desatendido. El alcalde respondió así, presumiblemente, a una información publicada por «El Periódico» que afirma que los Mossos d'Esquadra y la Fiscalía Anticorrupción vinculan a Bustos con, al menos, nueve delitos por malversación de fondos, trato de influencia y omisión del deber de perseguir delitos. Y, solicitó volver a comparecer ante el juez.

«Desde el primer momento manifesté mi intención de colaborar al máximo con la justicia para que todo se aclare lo más rápido posible y para dejar clara tanto mi inocencia como la de los compañeros del consistorio presuntamente implicados». Así justificó Manuel Bustos que el pasado 10 de enero solicitara al juez declarar por segunda vez. Ya lo hizo el pasado 2 de diciembre pero, ahora, asegura que ha podido recopilar más documentación que avalaría su total inocencia. En un comunicado emitido por el Ayuntamiento de Sabadell, Bustos defendió, además, que «no se está produciendo ninguna situación de paralización municipal y, pese a los intentos de unos de hacer creer que la maquinaria está parada, se puede comprobar que tampoco es verdad porque nosotros trabajamos para dar respuesta a los ciudadanos».