El decreto de Feria Valencia, bloqueado por el desacuerdo con Climent

El conseller de Economía quiere que la mayoría de la institución quede en manos públicas, mientras que el IVF dice justo lo contrario

El conseller de Economía, Rafael Climent, durante una sesión del pleno de Les Corts
El conseller de Economía, Rafael Climent, durante una sesión del pleno de Les Corts

El conseller de Economía quiere que la mayoría de la institución quede en manos públicas, mientras que el IVF dice justo lo contrario

El 22 de diciembre de 2015 el director del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Illueca, anunció que el Consell iba a elaborar una decreto para absorber la deuda de Feria Valencia y que esta pudiera ser gestionada por un inversor privado. Dieciséis meses después ese decreto sigue sin aprobarse. El motivo es que el paso previo, es decir, la firma del memorándum en el que se fija cuál será el modelo de la institución ferial, sigue sin producirse.

La Conselleria de Economía, dirigida por Rafael Climent, quiere una mayoría pública, mientras que ayer Illueca insistía en que la mayor parte del Consejo de Administración debe estar en manos privadas. «La mayoría del capital tiene que ser privado para que los potenciales déficit no puedan imputarse en ningún caso a la Generalitat». El director del IVF, dependiente de la Conselleria de Hacienda, aseguró que existe un acuerdo con la Conselleria de Economía y que la firma del memorándum, que ya se encuentra redactado, se producirá de manera inminente.

Sin embargo, desde la Conselleria de Economía aseguraron ayer que siguen las negociaciones con Hacienda sobre cuál será el modelo. Climent ya ha conseguido un logro en lo que al futuro de Feria Valencia se refiere, y es que los certámenes que se vienen celebrando hasta ahora y que funcionan con éxito (Cevisama es el ejemplo más manido) seguirán quedando en manos de la parte pública, mientras que el inversor privado deberá organizar otros certámenes o eventos.

Illueca se manifestó en estos términos ayer tras asistir al patronato de Feria Valencia, donde volvió a presentar la «hoja de ruta» a seguir por el ente para su privatización. En la reunión no estuvo presente en director general de Comercio, Natxo Costa, por motivos de agenda.

En cuanto a los resultados de Feria Valencia durante el año pasado, reflejan una facturación de 18,6 millones de euros, el 10,2 por ciento más y un resultado de explotación positivo de 872.000 euros, si bien el resultado neto sigue siendo negativo. Feria Valencia está en quiebra hasta que la Generalitat asuma su deuda. Solo a partir de ese momento podrá salir al mercado.