Política

La desaceleración iniciada este año se consolida en 2019

Un informe de la patronal autonómica CEV garantiza que la ralentización es compatible con la generación de empleo

El consumo de los hogares también seguirá moderándose y la demanda externa se verá afectada por la mayor exposición a las principales economías europeas
El consumo de los hogares también seguirá moderándose y la demanda externa se verá afectada por la mayor exposición a las principales economías europeas

Un informe de la patronal autonómica CEV garantiza que la ralentización es compatible con la generación de empleo

La trayectoria de desaceleración que empezó este año se consolidará al cierre del ejercicio, con un crecimiento del 2,4 o 2,5 por ciento, siete u ocho décimas por debajo del crecimiento de 2017. La ralentización seguirá en 2019, cuando el PIB crecerá entre un 2 y un 2,2 por ciento. Así lo señala el informe de perspectivas económicas elaborado por la patronal autonómica CEV, según el cual este ritmo más moderado de crecimiento es compatible con la generación de empleo neto, aunque a tasas más reducidas.

El consumo de los hogares también seguirá moderándose y la demanda externa se verá afectada por la mayor exposición a las principales economías europeas, los cambios en el sector del automóvil, la pérdida de dinamismo del turismo y los efectos del «brexit».

Según el estudio, otros factores impulsarán la actividad como la moderación de los precios del crudo y los bajos niveles e inflación y el mantenimiento de la política monetaria expansiva del BCE. Desde la CEV garantizaron ayer que las bases de la economía valenciana son «sólidas» y el tejido empresarial está saneado y tiene expectativas para seguir invirtiendo.