Sanidad admite que las concesiones son más baratas

El PP pide a la consellera Montón que se hagan públicos los informes y auditorías

Imagen de una operación en uno de los quirófanos del hospital de La Ribera
Imagen de una operación en uno de los quirófanos del hospital de La Ribera

La Conselleria de Sanidad cuenta con informes internos y auditorías que demuestran que el sistema de concesiones sanitarias ahorra costes y es más barato que la gestión directa. Así lo reconoció ayer el subsecretario de la Conselleria de Sanidad, Ricardo Campos, quien lo admitió abiertamente en una reunión informativa el pasado 2 de diciembre en Benifaió. Según una información que publicó ayer El confidencial, el número tres del Departamento que dirige Carmen Montón, realizó esta revelación ante un auditorio, con lo que desmontaba el argumento más empleado por la Generalitat, en especial por la consellera, para revertir las concesiones sanitarias..

Estas declaraciones motivaron que el coordinador de Política Social del grupo popular en Les Corts, José Juan Zaplana, pidiera ayer a la consellera Carmen Montón, que haga públicos los informes y auditorías que «demuestran que el modelo de sanidad concertada es más barato» y pidió comparecer a la vicepresidenta Mónica Oltra, en Les Corts, en su condición de responsable del área social de la Generalitat.

«Estamos cansados de las mentiras y engaños de la Conselleria de Sanidad», lamentó Zaplana, que añadió que han salido a la luz conversaciones y vídeos de esta misma persona que llamaba «tropa» a los trabajadores de La Ribera. Este mismo alto cargo se quejó de que no se seguían procedimientos de selección y «ha enchufado a su hermana». Cristina Campos asumirá en las próximas semanas el nuevo cargo de jefa de sección en el servicio de Reumatología del Hospital General. Accederá sin pasar ningún tipo de oposición ni examen.

Recordó los casos de la secretaria autonómica que enchufó a su hija, el comisionado de Alzira, y las escuchas del Clínico donde se coaccionaba a una aspirante para no aceptar un puesto de trabajo.

«Lo peor es que Puig la avala en su silencio», aseguró el coordinador de Política Social del grupo popular, que acusó a Montón de demostrar una falta absoluta de sensibilidad con los trabajadores de los modelos concertados, que viven en la incertidumbre.

Insistió en que juegan con el futuro de la gente sabiendo lo que van a hacer, «resulta muy grave decir que en la decisión de revertir el modelo pesan más las razones sindicales que asistenciales». Lamentó que Sanidad esté supeditando una decisión muy relevante a intereses que no son ni de criterios médicos ni de ahorro.

Campos en aquella comparecencia aceptó «aunque el modelo de gestión privada es que es más barato y puntualizó que es a base de abusar con menos profesionales y peor pagados. Los sueldos privilegiados los cobra el ‘staff’, el resto de la tropa no llega, en retribuciones básicas, incentivos aparte, y eso va a repercutir en sus jubilaciones. Lo más barato al final no es lo mejor, lo barato al final sale caro».