20.000 atletas y un récord femenino en la Media Maratón

Los etíopes se hicieron con la XIII carrera «Villa de Madrid». En la categoría femenina se superó la marca histórica

Los participantes de la XIII Media Maratón «Villa de Madrid» durante la carrera por las calles de la capital
Los participantes de la XIII Media Maratón «Villa de Madrid» durante la carrera por las calles de la capital

Si en la XIII Media Maratón «Villa de Madrid» se compitiese por países, no cabría ninguna duda sobre cuál hubiera ganado: Etiopía. Dos corredores originarios del país africano fueron los que lograron subir al escalón más alto del podio, tanto en la carrera femenina como en la masculina.

De entre los más de 20.000 participantes, de más de 62 países diferentes, el vencedor entre los hombres fue Haile Tegegn y entre las mujeres, Tolwak Meseret. Los españoles que lograron la mejor marca fueron Jesús Antonio Núñez, que llegó el undécimo a la meta (01:05:47) y Estela Navascues, que entró la séptima (01:16:11).

Tanto en la competición masculina como en la femenina, la carrera, que dio el pistoletazo de salida a las 09:30 horas en el Parque del Retiro, empezó sentenciada. En ambas, al poco tiempo de empezar se desplegó una bancada africana y el resto de participantes sólo pudieron luchar por «ganar» otra media maratón.

El recorrido partió de El Retiro y llegó hasta Plaza Castilla, donde los atletas dieron media vuelta para volver al punto de incio, que fue la meta.

En cuanto a la carrera masculina, el podio se disputó en el último kilómetro entre los siete africanos que destacaron desde la salida.

Nuevo record

Meseret, la ganadora, consiguió batir el record de la media maratón madrileña con un tiempo de 01:11:31, por lo que, además de los 1.600 euros que le corresponden por ser la primera en cruzar la meta, se embolsó mil más por el record. En el caso de los hombre, el vencedor , con un tiempo de 01:02:57, se quedó a 50 segundos de la mejor marca, registrada por el keniano Eliud Kipserem el año pasado.

Por su parte, el Samur tuvo que atender a 14 participantes, la mayoría por mareos o traumatismos debidos a caídas. Todos fueron dados de alta «in situ» salvo dos, que fueron trasladados a dependencias hospitalarias para someterse a pruebas médicas, uno de ellos por un esguince y el otro, por una taquicardia de carácter leve.