Caos por error en el protocolo de emergencias del Metro de Madrid

El protocolo de Emergencias se activó ayer en el Metro de Madrid durante un simulacro interno, lo que provocó escenas de pánico en muchas estaciones

El protocolo de Emergencias se activó ayer en el Metro de Madrid durante un simulacro interno, lo que provocó escenas de pánico en muchas estaciones

Fueron sólo tres minutos, pero el pánico recorrió ayer la Red de Metro de la capital cuando, a las 13:33 horas, las pantallas y altavoces empezaron a emitir un mensaje inquietante: «Desalojen la estación, diríjanse a la salida más cercana». Incluso empezaron a sonar las alarmas. Una situación que, en las actuales circunstancias y tras los recientes atentados, desató el miedo y provocó escenas de carreras, nervios, ansiedad y lágrimas en los miles de viajeros que a esa hora se disponían a coger el suburbano.

Como explicó Metro de Madrid poco después, todo se debió a un error informático durante las pruebas que la empresa pública estaba llevando a cabo a nivel interno para mejorar el sistema de avisos en casos de emergencias. El problema se produjo cuando ese simulacro trascendió a toda la red y apareció en los paneles y altavoces de las estaciones, con el consiguiente desconcierto y temor en las personas que a esa hora se encontraban en el Metro.

A las 13:36, apenas tres minutos después de que se produjera el fallo, los responsables del simulacro consiguieron desactivarlo y restituir la normalidad: «Enseguida nos dimos cuenta», explicaban ayer fuentes de la propia empresa, que insistieron en pedir perdón a los usuarios que se vieron afectados por lo que al final quedó en un susto. Un gran susto.

En el comunicado que hizo público poco después de que saltara la falsa alarma, Metro de Madrid explicó que la empresa «está implementando un nuevo sistema que agiliza y facilita la comunicación con el viajero» y que la «incidencia» que ayer ocurrió durante tres minutos «se ha debido a un error en las pruebas que se están realizando para mejorar la información en caso de emergencia».

Metro explicó también que «a las 13:33 horas se ha emitido erróneamente, en teleindicadores y megafonía de todas las estaciones, un mensaje dirigido a los usuarios en el que se les indicaba que procedieran al desalojo de las estaciones».

Eso sí, el mismo comunicado insistía en que «en ningún momento el servicio de trenes se ha visto afectado» y que tres minutos después «la alarma ha sido desactivada, sin que se haya producido ningún incidente entre los viajeros».

Pruebas y perdón

Además, la propia empresa del suburbano explica también que está trabajando en la «mejora del plan de emergencia, para lo que se está desarrollando un sistema que permitirá informar de situaciones de alarma de forma automática y centralizada en toda la red de Metro en caso de que fuera necesario». Pero, para implantar este nuevo dispositivo, previamente hay que realizar ensayos y pruebas, como la que se estaba llevando a cabo ayer a nivel interno cuando ocurrió «la incidencia», para que su puesta en marcha sea correcta.

Por todo ello, el comunicado termina señalando que «Metro de Madrid lamenta lo ocurrido y reitera las disculpas a todos los viajeros que se hayan visto afectados por este error».

Por otro lado, fuentes de la compañía recordaron ayer, tras normalizarse la situación, que la implantación de este sistema de emergencias supondrá un incremento de la seguridad en toda la red de Metro en un futuro muy cercano, toda vez que su puesta en marcha está prevista para «dentro de poco».