MENÚ
martes 23 julio 2019
20:03
Actualizado

Carmena saca los actos religiosos del programa de San Antón

Excluye las misas y las bendiciones a las mascotas en las fiestas reconvertidas en reivindicación animalista

  • Cientos de madrileños pasaron ayer por la iglesia de San Antón para bendecir a sus mascotas, el acto más conocido de las fiestas pero que este año no viene en la programación municipal
    Cientos de madrileños pasaron ayer por la iglesia de San Antón para bendecir a sus mascotas, el acto más conocido de las fiestas pero que este año no viene en la programación municipal

Tiempo de lectura 4 min.

17 de enero de 2016. 02:00h

Comentada
17/1/2016

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena ha revolucionado la programación de las fiestas de San Antón. De las tradicionales, vueltas, panecillos, bendiciones a los animales y pocas más actividades, a convertirse en una cita por la reivindicación animalista con decenas de actividades relacionadas con el cuidado de la fauna. Es más, la celebración ha sido rebautizada como “¡La fiesta de los animales!” y promocionada en las redes sociales como #SanAntonAnimalista. Una reivindicación muy loable y en la línea del cambio que los de Carmena representan pero en la que también se han colado los tintes más radicales de la formación.

Por ejemplo, su anticlericalismo. Pese a que la celebración se realiza en torno a un santo y el Padre Ángel, párroco de San Antón, ha formado parte del pregón, que dio la escritora Elvira Lindo, y de muchas otras actividades organizadas por el Ayuntamiento, por primera vez las bendiciones y las misas en la Parroquia de San Antón han quedado fuera del programa. Todos los años, el consistorio publicitaba la celebración de la Misa Mayor, el domingo de fiestas y las bendiciones tras las misas ordinarias.

Hay que tener en cuenta que, con motivo de la celebración del santo y la gran cantidad de personas que acuden hasta la parroquia, estas misas y la posterior bendición se celebran cada media hora, ya que los animales pueden entrar con libertad en el templo. Sin embargo, en el programa de 2016 la única referencia religiosa es el propio nombre de las fiestas, ya que no se anuncia ninguna de las misas o las bendiciones; tan sólo las vueltas del domingo, que es la romería con mascotas alrededor de la parroquia tradicionalmente conocida como las Vueltas de San Antón.

Además, junto a una programación muy diversa y dirigida a todos los públicos –con divertidos talleres para los niños para reconocer las huellas de los linces, hacer manualidades sobre animales o unos cuentacuentos gatunos; y charlas de adopción responsable, cuidado animal y terapia con perros para niños y jóvenes, para los más mayores–, Ahora Madrid ha incluido charlas sobre otra de sus grandes reivindicaciones que, sin embargo, no consta en su programa electoral: eliminar la tauromaquia. Así, una veintena de personas asistieron a una charla sobre tauromaquia: descripción y consecuencias físicas para los animales.

Igualmente, se dedicó otro espacio a las condiciones de vida de los animales de circo y los delfinarios, que es otra de las reivindicaciones de Ahora Madrid que en el pasado Pleno del distrito de Arganzuela sacó adelante una propuesta para prohibir los circos con animales que quieran instalarse en la capital. Junto con encuentros más genéricos sobre los derechos de los animales y los santuarios para fauna de granja, otra charla ponía el acento en el maltrato animal a animales exóticos y fauna urbana, como los conejos o las palomas; aves a las que el Ayuntamiento de Madrid prohíbe expresamente alimentar o dar refugio por los problemas de suciedad y la amenaza de que se conviertan en plaga. Por otro lado, en la programación se dedicó también un amplio espacio, con dos charlas el viernes y el domingo, sobre veganismo, una de ellas mezclada con los santuarios de animales.

Últimas noticias