Madrid

Ciudadanos toma el control de la Asamblea de Madrid

El PP prevé ocupar dos vicepresidencias y la tercera sería para PSOE. La formación naranja no descarta una secretaría y otra recaería en Vox.

El PP prevé ocupar dos vicepresidencias y la tercera sería para PSOE. La formación naranja no descarta una secretaría y otra recaería en Vox.

Publicidad

El «pacto a la madrileña» entre PP, Cs y Vox empieza a dar ya hoy sus primeros frutos. Quien tiene el control de la Mesa, tiene el control del Parlamento y seis partidos se reparten puestos. La «mejor» silla, la presidencia, ya la ha pedido Ciudadanos, y tanto populares como Vox están dispuestos a dársela, si todo sale según lo acordado. El PP se quedaría con dos vicepresidencias, la tercera iría a parar al Partido Socialista y Vox ocuparía una secretaría. No obstante, la formación naranja ayer no descartaba la posibilidad de ocupar otra secretaría, lo que conformaría una mesa con mayoría del centro derecha y, por tanto, sería este bloque el que decidiría qué temas se discuten en los plenos del hemiciclo de Vallecas.

Lo previsto es que Juan Trinidad, el diputado electo por Cs y vicepresidente primero de la Cámara autonómica durante esta legislatura, pase a convertirse en presidente de la Asamblea. Muestra de que el PP está de acuerdo en que la formación naranja ocupe la presidencia es que la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, ayer valoraba con buenos ojos la posibilidad de que Trinidad saliera elegido. «Le tengo en una buena consideración, ha sido un buen parlamentario. Ha tenido un papel importante la pasada legislatura en la mesa de la Asamblea y, por todo ello, considero que tiene una nota alta».

En un primer momento, la formación naranja planteó que fuera el ex presidente regional por el PP, Ángel Garrido, y ahora número 13 por Ciudadanos, quien ocupase ese puesto, pero la opción fue descartada al considerar que no todos los diputados populares estarían dispuestos a escribir el nombre de Ángel Garrido en la votación al interpretarlo como una humillación al partido.

Publicidad

El candidato de la formación naranja, Ignacio Aguado, impuso desde el primer momento como una de sus exigencias para poder apoyar un gobierno de centro derecha que la presidencia de la cámara fuera a parar a su formación, haciendo valer su crecida de votos. Que se materialice este acuerdo en la Asamblea deja el camino expedito a la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, para convertirse en presidenta regional. Ayer, en su primera reunión con su grupo parlamentario para analizar los objetivos a alcanzar y el trabajo que se va a realizar durante el primer periodo de sesiones, dejó claro que «quiero gobernar la Comunidad de Madrid, quiero ser la próxima presidenta y representar a todos los ciudadanos». Y eso pasa por «entendernos con todos los grupos políticos y, en concreto, con Ciudadanos y Vox». Con esta visión en la cabeza se entiende que Ciudadanos está dispuesto a aceptar que Vox tenga uno de los siete puestos de la Mesa de la Asamblea de Madrid. El PP también ha dado el visto bueno a esta opción, por lo que si finalmente las tres formaciones de derechas alcanzan un acuerdo podrían hacerse con la mayoría de la Mesa de la Asamblea, al obtener cuatro de los siete puestos en juego. Los candidatos de Ciudadanos y Vox a la presidencia de la Comunidad de Madrid se reunieron el pasado domingo por primera vez tras las elecciones autonómicas, aunque no ha trascendido nada del contenido del encuentro.

Llop, la propuesta del PSOE

Publicidad

Por su parte, la Ejecutiva Regional del PSOE-M aprobó ayer por unanimidad la propuesta de Pilar Llop como candidata a la presidencia de la Asamblea de Madrid, como vicepresidente del parlamento regional a Diego Cruz y como secretaria a Encarnación Moya.

Según ha informado PSOE-M , dicha propuesta ha sido trasladada al Ejecutivo regional por el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, a petición del grupo parlamentario socialista en dicho organismo autonómico. Aunque lo más probable es que Llop no ocupe la presidencia, es la número dos de la lista de la candidatura socialista encabezada por Ángel Gabilondo, si la formación de Santiago Abascal no llegara a un acuerdo con los otros dos partidos, Llop podría ser elegida presidenta solamente con los votos de PSOE-M y Más Madrid, ya que la suma de los escaños de estos grupos (57) es superior a la de los populares y Ciudadanos (56).

La jornada de hoy comienza con la constitución de la mesa de edad, compuesta por los diputados más longevos y más jóvenes, ellos son los que dirigen la votación del presidente, tres vicepresidentes, tres secretarios y dos letrados. La representación es un acuerdo entre todos los grupos parlamentarios que no tiene que ver con el número de votos obtenidos. La sesión de hoy es una jornada especialmente tensa en la medida en que el voto de todos los diputados es personal y secreto. Cada uno de ellos debe escribir el nombre de la persona que elige para cada cargo de la mesa. Una vez terminada la votación, cada diputado jura o promete su cargo.

Hoy, el PSOE, con 37 diputados, se sitúa en la primera fila, Más Madrid, con 20 diputados, ocupa la segunda bancada, que comparte con los 7 de Podemos. El PP se sitúa en el extremo derecho. Una vez concluido el acto el bloque de centro derecha seguirá negociando su programa en los próximos días, se decidirán los portavoces de cada grupo parlamentario y se designarán los senadores autonómicos por cada partido.

A partir de hoy empieza a descontar el plazo de quince días marcado para que los partidos presenten un candidato a la investidura. Eso se sabrá antes del 26 de junio. La fecha límite para elegir presidente será el próximo 3 de julio.