La política antidesahucios se vuelve contra el partido de Carmena

La dimisión de la número tres del área de Marta Higueras llega en un momento de especial tensión en Ahora Madrid, que plantea en tres distritos poder dar pisos a okupas condenados

Hamila y sus niños fueron una de las familias afectadas por los desahucios
Hamila y sus niños fueron una de las familias afectadas por los desahucios

La dimisión de la número tres del área de Marta Higueras llega en un momento de especial tensión en Ahora Madrid, que plantea en tres distritos poder dar pisos a okupas condenados

La número tres del área de Equidad, Servicios Sociales, Vivienda y Empleo del Ayuntamiento de la capital ha abandonado el equipo de Gobierno de Ahora Madrid. Mercedes Portero, hasta ahora coordinadora general del departamento que dirige la mano derecha de la alcaldesa, Marta Higueras, ha dimitido a decisión propia. Desde el consistorio no ha habido ninguna valoración oficial respecto a esta dimisión al concernir exclusivamente a una decisión de índole personal.

Portero es, desde 1988, trabajadora del Ayuntamiento. En esta administración inició su trayectoria como trabajadora social, primero en el distrito de Latina y, más tarde, en el centro de acogida San Isidro, en el que posteriormente fue jefa de unidad. Después, fue la responsable de los servicios sociales de Centro. Un currículum de casi tres décadas que la hacía acreedora de un perfecto conocimiento de las necesidades sociales de la ciudad. Como coordinadora general de Marta Higueras, se había convertido en una de las principales impulsoras de la oficina de intermediación hipotecaria, una de las medidas estrella puestas en marcha por Carmena. Su salida supone, por tanto, un nuevo contratiempo para esta oficina antidesahucios.

Precisamente Portero se había convertido en estos meses –además de Higueras– en la persona que informaba en las comisiones del área de la marcha de la oficina. En el balance ofrecido hasta el pasado mes de febrero, la por entonces coordinadora general relató que más de 900 vecinos se habían dirigido a este organismo para solicitar ayuda o algún tipo de información. De ese total, mñas de 700 solicitudes tenían vinculación con consultas hipotecarias y más de un tercio, alrededor de las 340, precisaron la intervención de los notarios para mediar entre el afectado y la entidad bancaria correspondiente: 191 de estos casos ya se habían resuelto a principios del mes pasado; otros 150 estaban en proceso de negociación.

La labor de la oficina no ha tenido, prácticamente desde su nacimiento el pasado mes de julio, una acogida positiva entre algunas de las plataformas antidesahucios de la ciudad. Las críticas de estos colectivos –especialmente duros con Higueras– tienen que ver con la función que desempeña en la intermediación con los bancos la Fundación Notarial Signum con la que el consistorio suscribió un convenio. El pasado mes de marzo, varias decenas de simpatizantes de la PAH protestaron a los pies del Palacio de Cibeles. «La torpeza del equipo de Gobierno en la gestión de los objetivos, los tiempos, la preparación y la puesta en marcha de la Oficina de Intermediación Hipotecaria no puede justificarse tras una pretendida buena voluntad política», aseguraron entonces estos miembros de la PAH.

Al margen de esta particular «guerra fría» entre Higueras y algunos colectivos antidesahucios, la salida de Portero del organigrama del área coincide con un momento de especial tensión en el seno de Ahora Madrid en materia de vivienda. Tal y como adelantó la pasada semana LA RAZÓN, el partido de Carmena llevó a los plenos de Villaverde y Chamberí una propuesta para que la Comunidad de Madrid no impida a los okupas optar a una vivienda de protección pública y para que la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) del consistorio madrileño retire de los requisitos para pedir una vivienda social que en el momento de la inscripción en la lista de demandantes no se esté ocupando una vivienda pública sin título legítimo. Una proposición que la próxima semana Ahora Madrid llevará a la Junta de Retiro y que choca con la postura defendida por el área hasta la fecha y también con el reglamento de la EMVS que será aprobado en pocas semanas. La moción en Villaverde no llegó a salir adelante ya que obtuvo el voto en contra de PP, PSOE y Ciudadanos. En Chamberí, el «sí» del PSOE propició su aprobación.

La impulsora de la oficina

Mercedes Portero (arriba) se convirtió en el mes de julio en la coordinadora general del área de Equidad, Derechos Sociales, Vivienda y Empleo, además de una de las impulsoras de la Oficina de Intermediación Hipotecaria. Su cese, informa el consistorio, obedece a una decisión personal. A la izquierda, Hamila, una vecina de Vallecas que acudió a esta oficina. El consistorio le ofreció un barracón, a 22 kilómetros de su casa, como alternativa habitacional.