MENÚ
sábado 17 agosto 2019
11:46
Actualizado

Doblemente campeona

Con doce años, Larissa ha vencido al cáncer y ostenta el título mundial de BMX.

  • A Larissa Cabral, de doce años, le detectaron un tumor en la ingle el pasado año.
    A Larissa Cabral, de doce años, le detectaron un tumor en la ingle el pasado año.

Tiempo de lectura 4 min.

14 de agosto de 2019. 07:34h

Comentada
Kiara Hurtado.  14/8/2019

ETIQUETAS

Larissa Cabral viene acompañada de su madre Lorena y de su incondicional bici. Comenta estar nerviosa. Es su primera entrevista, pero le puede más la ilusión de contar su historia para que todos la conozcan.

Es el retoño de una familia de deportistas, todos amantes de las bicicletas. Si bien este deporte ya lleva mucho tiempo de moda, aún es desconocido. El BMX es una abreviatura de «Bike Motocross». Nació en California, Estados Unidos, cuando Scott Breithaupt se lanzó a una pista de motocross con una bicicleta imitando las piruetas de los motoristas en 1969. A Larissa le llamó la atención y se introdujo en este mundo gracias a sus padres, quienes fueron y siguen siendo competidores activos en el ciclismo. Con apenas 12 años, afirma que el BMX le ha marcado la vida de una forma especial.

Pese a que esta disciplina es muy arriesgada, nunca le ha jugado una mala pasada. Fue un cáncer en la ingle detectado el año pasado el que la ha enfrentado a su reto más duro.

«Yo puedo con esto», era la frase que se repetía constantemente. No estaba dispuesta a dejar de hacer lo que más le apasiona y no se rindió.

«Nunca dudamos que superaría el cáncer, pero temíamos que por la ubicación del tumor los efectos del tratamiento hicieran que ella no pudiera seguir pedaleando», recuerda su madre. Pero Larissa fue muy optimista y siempre mantuvo un buen estado de ánimo.

Hoy esta jovencísima campeona no tiene dudas de que para alcanzar la victoria ha sido necesario el apoyo de su familia y amigos, su médico Alvaro Zavaleta y sus patrocinadores.

Evocar esos momentos aún es difícil, y al recordarlo, Larissa no puede contener el llanto. Intenta expresar con palabras el inmenso amor que recibió de sus padres y la voz se le quiebra. «Ella superó su enfermedad en enero y en agosto deseaba con todas sus fuerzas volver a las pistas», comenta Lorena.

De vuelta a la competición

Al minuto uno de ser dada de alta empezó a entrenar para competir otra vez. Como resultado, se hizo acreedora de un título mundial aunque no es la primera vez que la madrileña sale victoriosa en este tipo de competiciones. Hasta el momento ha sido Campeona de España durante cinco años, Campeona de Madrid en seis ocasiones, finalista mundial y finalista de Europa.

Todo este éxito no habría sido posible sin el respaldo de su familia porque, según expone su madre, el BMX es la rama del ciclismo menos apoyada por la Real Federación Española de Ciclismo. De momento, continúa Lorena, «los deportistas de esta especialidad se autofinancian con la colaboración de pequeños patrocinadores. Una lamentable situación teniendo en cuenta el gran potencial de competidores que hay en el país».

Pese a los obstáculos Larissa sigue siendo una soñadora. Sabe que su carrera acaba de empezar y que tiene que seguir preparándose: «Al estar expuesta constantemente al peligro, muchos han dicho que puedo sufrir caídas, pero con la bici he aprendido que, aunque caiga, siempre puedo levantarme y seguir con más fuerza».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs