MENÚ
martes 23 julio 2019
08:09
Actualizado

El errejonismo se lanza a por la herencia de Carmena

Los «carmenistas» acusan al ex líder de Podemos de arrastar a la ex jueza en su ruptura con Iglesias

  • Carmena y Errejón en una imagen de achivo / Efe
    Carmena y Errejón en una imagen de achivo / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

17 de junio de 2019. 14:29h

Comentada
Nuria Platón 17/6/2019

Manuela Carmena afeita hoy sus barbas o, lo que es lo mismo, renuncia a su acta de concejala en el Ayuntamiento de Madrid, y los «mejores» que escogió personalmente para acompañarla en la lista electoral ya han empezado a poner las suyas a remojar. Desaparecida la ex jueza, el partido construido a su imagen, semejanza y, sobre todo, a su servicio, se enfrenta al «horror vacui» de no tener «lideresa» a la que adorar y seguir. Al menos así están los «carmenistas puros», independientes y cuya única unión con la política era el cordón umbilical que mantenían con la ya ex regidora.

Ante un Más Madrid huérfano sin Carmena, hay quienes aún lloran y hay «hienas», que ya salivan ante el jugoso bocado y sueldos de las portavocías que deben designar como grupo de la oposición. Por mucho que la otrora portavoz municipal, Rita Maestre, tilde de «osadía» el plantear ahora un sustituto de Carmena, y sugiriese que el grupo municipal se conforme con «una dirección y varias portavocías», a nadie se le escapa que, apenas una semana después de perder la mayoría necesaria para revalidad la alcaldía, el otro líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, ya dio por amortizada a la ex jueza y puso sus votos al servicio de Ciudadanos para hacer alcaldesa a Villacís.

Precisamente Maestre, que junto a Errejón fue una de las fundadoras de Podemos, es quien, junto con los otros concejales que abjuraron de la formación morada para seguir el culto «carmenista» en Más Madrid, es quien más posibilidades tiene de convertirse en la nueva portavoz y líder del partido en el que se transformará la plataforma creada por la ex alcaldesa. Errejón ya ha asumido que será el líder de lo que antes Carmena exigía que no tuviese estructuras jerárquicas –al margen de sus designios–, y que ya plantean convertir en una alternativa no sólo a nivel local, sino para competir con Podemos en toda España.

De hecho, muchos seguidores de la ex jueza achacan la pérdida del Ayuntamiento de Madrid a la alianza con Errejón y su empeño en destruir a la formación morada. Así, en las redes sociales ya hay una corriente que, eximiendo a Carmena de la ruptura que ella misma impuso al crear Más Madrid frente al proyecto de Ahora Madrid que la encumbró al poder, consideran que el «pacto de las empanadillas» en el que entonces candidatos de Podemos decidió traicionar a los de Pablo Iglesias y unirse a la ex regidora, provocó la división de la izquierda que tantos votos ha restado a Más Madrid.

Al margen de la ausencia total de auto-crítica pese a la muy llamativa abstención en los distritos que en 2015 votaron masivamente a Ahora Madrid, lo cierto es que nadie de la formación se atreve a dar un paso adelante para recoger el testigo del liderazgo de Carmena. De hecho, ninguno de los miembros de su círculo íntimo ha hecho amago alguno y muchos dan por sentado que la número 2, Marta Higueras, seguirá el camino de la ex jueza y también presentará la renuncia a su acta. Incierto es también el futuro de su sobrino político, Luis Cueto, cuya experiencia como gestor se «desperdiciaría» en la oposición y, además, según comentan en su entorno, ya le habrían ofrecido cargos de responsabilidad en el Gobierno de Pedro Sánchez.

Peligran también los ediles independientes designados directamente por la ex jueza ya que deberán necesariamente, prestar lealtad a su sustituto. Lo previsible es que los cinco concejales que ya han formado parte de Podemos y, por tanto, encajarían en la estructura que Errejón quiere plantear para Más Madrid, tomen el mando del grupo municipal y fuercen así la salida de quien no comulgue con ella.

Últimas noticias