El presunto asesino de la mujer de Móstoles dice que la apuñaló durante una discusión

Summa
Summa

La mujer rumana de 38 años asesinada este jueves en Móstoles no había denunciado por amenazas ni malos tratos a su marido y presunto autor de su asesinato, quien carece de antecedentes, han informado a Efe fuentes policiales. En el vecindario del número 6 de la Plaza de Fuensanta, en Móstoles, donde ocurrió el crimen, varias personas que viven cerca y conocen a la pareja han destacado que se trataba de unos vecinos "tranquilos"y de él, tres personas han coincidido al destacar su amabilidad y "gentileza".

El hombre ha reconocido los hechos a los agentes en la comisaría de Móstoles y ha señalado que todo fue fruto de una acalorada discusión. El presunto homicida pasará previsiblemente mañana a disposición judicial, ha señalado a Europa Press fuentes policiales.

El 091 recibió una llamada de alerta a las 22.25 horas de ayer jueves en las que se informaba de que había una fuerte pelea en un bajo del número 6 de la plaza de Fuensanta, en el citado municipio madrileño.

asta el lugar de los hechos se desplazó una unidad del Summa, que encontró a la mujer tendida en el suelo, fallecida debido a varias heridas por arma blanca por todo el cuerpo.

Por su parte, la Policía Científica inspeccionó el inmueble y el cuerpo fue trasladado ya de madrugada hasta el Instituto Anatómico Forense de Madrid para practicarla la autopsia.

Con este crimen serían cinco las mujeres que han muerto con violencia de género este año en la región.

Según fuentes de la Jefatura Superior de la Policía Nacional, la mujer falleció hacia las 22.15 horas de este jueves, apuñalada presuntamente por su marido, un ciudadano peruano de 63 años.

La Policía acudió al hogar familiar después de que unos vecinos alertaran de una pelea y los agentes hallaron a la mujer ya muerta.

Víctor, un hombre que reside en un piso contiguo al del escenario del crimen, ha dicho que en casa de sus vecinos "nunca se escuchaba jaleo, ni gritos ni peleas".

De la víctima, este vecino ha dicho que era una mujer "normal, joven y trabajadora", y del marido, que "la sacaba bastante edad"y que es "gentil y educado".

Otros dos vecinos, un hombre y una mujer, han explicado que nunca notaron problemas o fricciones en la pareja, que era "de misa todos los domingos"y "personas llanas y sencillas".