«Guerra sucia» en la campaña a rector de la Complutense

Una ofensiva en Twitter, dirigida contra los candidatos Carrillo y Morán y orquestada por movimientos estudiantiles radicales, desata la batalla en las redes

Bajo el «hastag» #nosoncomplutense se ha organizado una campaña contra dos de los candidatos cuyas indicaciones se han cumplido en las redes sociales paso a paso
Bajo el «hastag» #nosoncomplutense se ha organizado una campaña contra dos de los candidatos cuyas indicaciones se han cumplido en las redes sociales paso a paso

La campaña a rector más politizada de los últimos tiempos en la universidad Complutense de Madrid (UCM), con candidatos identificados con los distintos partidos, ha tomado un cariz de guerra sucia más propio de los que actualmente se leen sobre las candidaturas a las elecciones autonómicas y municipales. Durante esta semana, una campaña dirigida por el entorno del 15-M y Podemos en la facultad se ha dedicado a desprestigiar a los candidatos a rector José Carrillo y Federico Morán, pero también ha «ensuciado» a Carlos Andradas acusado de ser quien ha orquestado el acoso utilizando para ello la etiqueta en Twitter #NosonComplutense.

Una serie de tuits que se organizaron desde la cuenta @PorlaPublicaUCM con el objetivo de «dar a conocer los trapos sucios de los candidatos a rector de la UCM», aunque sólo se dirigían contra el actual rector, José Carrillo, y el ex secretario de Estado de Universidades, Federico Morán. Sin embargo, la propia red social ha destapado el documento en el que este grupo movilizaba a sus simpatizantes y ha cargado contra la candidatura de Carlos Andradas, ex vicerector con Carlos Berzosa, predecesor de Carrillo, culpándole de la campaña. Al respecto, Andradas aseguró a LA RAZÓN que no tenía nada que ver con las críticas a sus contendientes y achacó la campaña al «peligro de las redes sociales», confiando en que se pasase con el tiempo.

Lo cierto es que los promotores de la «guerra sucia» en Twitter sí proceden de una candidatura electoral de la Complutense, pero no a rector sino al Claustro. Se trata de la candidatura unitaria de estudiantes Construyendo Complutense entre cuyos miembros están destacados participantes de Podemos, Ahora Madrid y el 15-M, como es el caso de Miguel Bermejo, miembro del Consejo Ciudadano de Podemos; Fabio Cortese, miembro de Juventud sin Futuro que formaba parte de la lista de Mauricio Valiente –ex candidato de IU en Madrid– para Ahora Madrid –el partido instrumental de Ganemos y Podemos–; u Olmos Masa, perteneciente al Colectivo de Estudiantes de Madrid, cuya cuenta de Twitter ha sido una de las más activas en la campaña contra los rectores.

Lo llamativo es que precisamente una de las «víctimas» de la marejada de críticas en la red social, el rector José Carrillo, no ha hecho más que guiños al partido de Pablo Iglesias para asegurarse su apoyo de cara a los comicios complutenses. De ahí que pese a su juventud y la falta de méritos académicos frente a otros colegas de más veteranía, Iglesias fue nombrado profesor honorífico después de que dejase su puesto en la facultad de Ciencias Políticas para ocupar su plaza de eurodiputado tras las elecciones europeas del pasado año. Igualmente, Carrillo ha decidido aplazar hasta después de las elecciones la decisión sobre el expediente abierto a Juan Carlos Monedero, número 3 de Podemos, por haber realizado labores de asesoría en Venezuela sin pedir el correspondiente permiso de compatibilidad a la Universidad Complutense.

En el caso de Morán, que dejó la Secretaría de Estado de Universidades para presentarse a rector, su pasado en el equipo del ministro de Educación, José Antonio Wert es una losa que nadie quiere olvidar, pese a que se ha mostrado en contra del recorrido universitario 3+2. El tercer candidato con más posibilidades de pasar a la segunda vuelta de las elecciones, Carlos Andradas, que no estaba señalado como objetivo de los «trapos sucios» de la campaña en Twitter, finalmente se ha visto afectado por la misma ya que la red social se ha volcado en recordar que era el número 2 de Berzosa, el rector que incrementó exponencialmente la deuda de la Complutense. Andradas sería la otra candidatura «de izquierdas» que podría recoger los votos de esta tendencia que están desencantados con Carillo por, entre otras cosas, no resolver los problemas económicos de la Universidad pese a que ha aplicado fuertes recortes que no han gustado a nadie.

Fuera de la polémica, porque apenas se les ha mencionado y pocos les dan crédito para superar la primera vuelta de las votaciones, a Rafael Calduch y Dámaso López se les identifica con UPyD y con los independientes, respectivamente, son la alternativa al «bipartidismo» que en la UCM se percibe muy similar al que reina en el panorama político nacional. De hecho, durante los meses previos a la convocatoria de las elecciones a rector, fuentes sindicales del centro universitario criticaban que tanto Carillo como Berzosa habían utilizado el rectorado para hacer «guiños» a los dirigentes políticos a modo de «trampolín» a un puesto en el Gobierno, con poca suerte.

El próximo 5 de mayo 85.000 personas están llamadas a elegir, mediante dos vueltas, al nuevo rector y al Claustro universitario. En concreto votarán 77.000 alumnos, 3.800 miembros de personal de Administración y Servicios, 2.600 de Personal Docente e Investigador con vinculación permanente; otro millar de profesores e investigadores a tiempo completo y 2.000 a tiempo parcial, aproximadamente.

Los «politizados» candidatos a rector

- JOSÉ CARRILLO

Actual rector, catedrático de Matemáticas. Nacido en Francia, cuenta con el apoyo de CC OO; sin embargo, la necesaria política de recortes para hacer frente a la deuda le ha restado apoyos en la izquierda. Sus guiños a Podemos y su continuo enfrentamiento al Gobierno de la Comunidad de Madrid han marcado su mandato.

- FEDERICO MORÁN

Madrileño y catedrático de Bioquímica y Biología Molecular. Dejó su puesto como secretario de Estado de Universidades en enero. Está llamado a recoger los votos de centro-derecha, además cuenta con varios catedráticos de izquierda en su equipo y se diputará con Andradas el voto «científico».

- CARLOS ANDRADAS

Es catedrático de Matemáticas y fue el número dos de ex rector Carlos Berzosa. Fue rival de Carrillo en las elecciones de 2011 pero no pasó de la primera vuelta. Representa la izquierda más progresista –al igual que el actual rector–, además cuenta con el apoyo de parte de la comunidad científica.

- RAFAEL CALDUCH

Nacido en Valencia, es catedrático de Relaciones Internacionales en la Facultad de Ciencias de la Información. Ha sido militante de UPyD pero pide la «despolitización» de la UCM y propone la eliminación de cargos de confianza. Crítico de los guiños de Carrillo a Podemos, Calduch representa la llamada «tercera vía».

- DÁMASO LÓPEZ

Madrileño, catedrático de Filología Inglesa y presidente de la Sociedad Española de Literatura General y Comparada. Su candidatura fue la última en incorporarse a la terna de candidatos. Bien valorado por sus compañeros, está llamado a recoger el voto de la izquierda moderada.