Copa del Rey

Huelga en Metro antes y después de la Copa del Rey

Cercanías y EMT refuerzan su servicio en torno al Calderón ante el riesgo de que los paros en el suburbano dificulten la movilidad de las más de 50.000 personas que irán al estadio

Cercanías y EMT refuerzan su servicio en torno al Calderón ante el riesgo de que los paros en el suburbano dificulten la movilidad de las más de 50.000 personas que irán al estadio

Ocurrió ya en el año 2013. El día de la final de la Copa del Rey, que Atlético y Real Madrid disputaron en el Bernabéu, fue el elegido por los sindicatos de Metro para convocar una huelga. Hoy se repite la escena, con la diferencia de que los casi 56.000 aficionados que llenen el Vicente Calderón vienen en su inmensa mayoría de fuera de la ciudad, fundamentalmente desde Barcelona y Sevilla. El choque arranca a las 21:30 y los paros de los trabajadores coincidirán con las horas previas y el post partido: de 18:30 a 21 horas y de 23:30 a 2 de madrugada. Metro ha previsto en esas dos franjas horarias servicios mínimos de entre el 75 y el 84%. Para intentar minimizar los problemas de aglomeración que los paros puedan provocar, Cercanías duplicará las plazas de las líneas C1 y C10 a su paso por Príncipe Pío y Pirámides, que son las dos estaciones más cercanas al Calderón, tal y como hizo ayer en el entorno del Bernabéu en las horas previas y posteriores al concierto de Bruce Springsteen. También habrá refuerzo en las líneas nocturnas de la EMT y en los búhos. A las complicaciones de estos paros se unen otros cortes derivados de la manifestación que recorrerá Alcalá y Gran Vía entre las 12 y las 15 horas en apoyo de la oposición al chavismo en Venezuela o el corte del Paseo del Prado que tendrá lugar entre las 9 y las 16 horas.

La primera jornada de huelga en el suburbano se desarrollo con normalidad. El primer turno de los paros parciales, entre las 18:30 y las 21 horas, fue secundado por casi el 100% de los trabajadores, según los sindicatos, mientras que la empresa rebajó esa cifra hasta el 79,44%. Al margen de las cifras de participación, el sindicato UGT anunció ayer su intención de presentar una «denuncia por prevaricación» contra la Comunidad de Madrid por los «abusivos» servicios mínimos de Metro. Además de estos servicios mínimos, que oscilan entre el 69 y el 84%, Metro ha garantizado que el 69 % de la estaciones cuenten con personal y en todas ellas permanecerá abierto, como mínimo, un vestíbulo y sus accesos.