MENÚ
sábado 23 marzo 2019
23:45
Actualizado

Alcorcón vigila furgonetas por las 187 toneladas de colchones

La recogida del colchones entre enero y noviembre de 2018 dobló la cifra del mismo periodo del año anterior

  • Cada día, los servicios de limpieza recogen de los cubos de basura 28 colchones
    Cada día, los servicios de limpieza recogen de los cubos de basura 28 colchones /

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

13 de enero de 2019. 13:43h

Comentada
Rocío Ruiz.  Madrid. 13/1/2019

ETIQUETAS

El día 1 de enero de 2019 Alcorcón amaneció con 60 colchones en la basura. Es lo habitual, sea día festivo o laborable. De hecho, la empresa municipal de limpieza ha recogido entre enero y noviembre de 2018 un total de 187 toneladas, el doble que el año anterior, lo que significa que cada día se retiran 28 colchones de los cubos de basura, parques infantiles o incluso de la calzada, donde a veces son arrojados. ¿Es normal que tantos ciudadanos cambien de colchón al día en este municipio del sur de Madrid? La Policía Municipal ha iniciado una campaña de vigilancia de entrada de furgonetas en la localidad por si hay una intención deliberada de convertir la localidad del sur en un «vertedero» de muebles y colchones. Y no sólo eso, también ha contactado con las grandes superficies comerciales instaladas en el municipio para comprobar si las ventas de colchones son tan abultadas como el número de ellos que se encuentran en la basura. El resultado es que no hay una relación proporcional. «El volumen que recogemos es tan exagerado que verdaderamente es muy difícil no pensar que detrás de esto hay algún tipo de estrategia para dar una imagen de la ciudad sucia y descuidada; han aparecido más colchones en todos estos meses que camas existen en Alcorcón. Esto no es normal y tiene un alto coste para la ciudad porque reciclarlos conlleva un alto desembolso», dice el alcalde, David Pérez. A esta circunstancia se unen los problemas de limpieza que sufre el municipio. El mismo ayuntamiento viene denunciando desde hace meses que tampoco es normal el volumen de basura acumulado en las islas ecológicas que, en muchas ocasiones están vacías en su interior y causan una mala imagen. «Al ver ese panorama, la gente no pone cuidado y he visto a ciudadanos arrojar la basura desde la ventanilla del coche. «Tenemos un problema de camiones y barredoras, pero no para que la ciudad esté así. En otras ocasiones ha habido falta de medios y no ha ocurrido lo que estamos viendo», asegura Ana Gómez, presidenta del Consejo de Aministración de Esmasa, la empresa municipal de limpieza. «Es extraño que todo esto ocurra cuando quedan sólo cuatro meses para las elecciones», asegura. Por eso amenaza con acudir a los tribunales si encuentra pruebas de que los cúmulos de basura se hacen de forma intencionada. El Ayuntamiento quiere poner en marcha un servicio nocturno de recogida de basura para minimizar la sensación de suciedad hasta tener más medios. Ayer iba a empezar la primera batida nocturna de limpieza, pero se suspendió por falta de voluntarios, pese a que el Ayuntamiento iba a pagar entre 170 y 250 euros, dependiendo de la categoría del trabajador.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs