Vox se abre a negociar un “programa único” en la Comunidad hasta el 2 de julio

La candidata de negociación abre un periodo de negociación hasta las 14:00 del 2 de julio.

Rocío Monasterio
Rocío Monasterio

La presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, advierte de que solo firmarán un acuerdo "único y común"con PP y Cs.

La presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, está dispuesta a negociar en la Comunidad de Madrid para investir a “algún presidente” el 11 de julio. Y ha dado un plazo: el 2 de julio a las 2 de la tarde “porque es la fecha límite para proponer un candidato, si no, tenemos todo el verano y el mes de agosto. No pasa nada porque los políticos trabajemos ese mes, porque lo cobramos”. En cualquier caso, su objetivo es no llegar al 11 de septiembre para investir un presidente, según dijo.

Su apoyo lo dará si se cumplen condiciones y principios que, tal y como expuso, tendrán que cumplir el resto de partes. “Cualquier partido que quiera gobernar con los votos de Vox deberán dejar de insultar y de hacer cordones sanitarios. Las tres partes firmarán un programa único común y los partidos deben cumplir lo firmado”, expuso Monasterio. Ahora bien, también dejó claro que en su objetivo no está conseguir sillones sino que se cumpla el programa que quieren. “ Venimos a defender ideas no a pedir consejerías por eso nuestra base de negociación se basa en tres principios: respeto, compromiso y lealtad”.

Monasterio dejó claro que para que la negociación llegue a buen puerto, “todas las partes tienen que ceder y tienen que salir contentas. No es indispensable sentarse en una mesa las tres partes, pero sí lo es firmar un programa único”. Eso sí, también aclaró que “el PP no es un socio preferente”. Por eso “fijamos unas condiciones para que cualquier partido venga a hablar con nosotros y quiera ser candidato a la presidencia”.

En relación a la negativa de Cs a sentarse con ellos a negociar, Monasterio refirió que “no somos responsables de otros partidos cuya política de pactos se la dicte Macron. En España no estamos acostumbrados a que un partido extranjero dicte nuestras políticas".

Asimismo, ha puesto tres condiciones de negociación: la suscripción de un acuerdo con Vox, por "respeto"a sus votantes; el "compromiso"en torno a la firma de un programa único común y "lealtad"para cumplir lo que se firma.