Un pacto para lo social, el penúltimo paso para La Cañada Real

La Razón
La RazónLa Razón

La Cañada Real ve mas cercana una solución a su problema urbanístico después de que ayer se reuniera el Consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Jesús Fermosel con los representantes de los Ayuntamientos de los municipios por los que pasa la Cañada Real.

Tras la reunión, se hizo entrega a los ayuntamientos del borrador del plan social para la zona. Fermosel afirmó que el objetivo principal que se contempla para dar una solución que beneficie a todos es «la creación de un consorcio urbanístico que tendrá como una herramienta para la obtención de los perfiles y las condiciones sociales al Instituto Regional de Integración Social». Dentro de ese consorcio se ha planificado que se cree una mesa social, encargada de todos los asuntos relacionados con ese ámbito como puede ser la educación, el empleo y la sanidad.

En cuanto a la cuestión urbanística, «se seguirá la misma filosofía que hasta ahora las personas que quieran permanecer viviendo en la Cañada Real podrán hacerlo siempre que cumplan los requisitos de estar censado y que la vivienda sea unifamiliar» afirmó el consejero. En el sector seis por sus características especiales se dará prioridad al plano social.

Por otra parte, Fermosel ha afirmado que tanto el presidente como el Gobierno de la Comunidad opinan que «cuanto antes se firme este acuerdo marco de contenido social, antes será el pistoletazo de salida de las actuaciones en la Cañada Real».

Respecto al borrador, el consejero cree que «contempla la inmensa mayoría de aportaciones que han hecho vecinos asociaciones y los propios ayuntamientos».

Ana María Saa García, concejala de urbanismo y vivienda del ayuntamiento de Coslada se mostró conforme con el texto que hoy les han entregado y aseguró que respaldarán el documento «porque engloba todas nuetsras propuestas y necesidades». La concejala también afirmó, que en el caso de Coslada, donde hay 927 personas censadas en la Cañada Real, la prioridad es «la regularización administrativa y urbanística de las personas, fincas e inmuebles afectados, ya que es un tramo bastante consolidado dentro del casco de la ciudad».

En el caso de ayuntamiento de Rivas hay 1.300 personas (de muy diversa clase) censadas en el asentamiento, el Concejal de urbanismo, Fausto Fernández declaróque «es un proceso muy complejo, muy difícil, pero si estamos las administraciones de acuerdo, y estamos obligados a estarlo, empezaremos a invertir la situación». El edil explicó que probablemte a finales de agosto ya tendrán «una opinión» y previamente reiterarán sus propuestas, ya que han visto que «no las recoge el borrador».