Boadilla: la ciudad más segura quiere ser también la más limpia

El Ayuntamiento licita su contrato más elevado: casi 41 millones para cinco años

La ciudad más segura de la Comunidad –y también de las primeras de España– aspira ahora a figurar entre las más limpias. El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha licitado la prestación del servicio municipal de conservación, limpieza y mejora de jardines, parques públicos, zonas verdes y otras zonas ajardinadas de carácter público; al procedimiento, que se encuentra en este momento en el estudio técnico de las ofertas, se han presentado doce empresas.

El contrato tendrá una duración de cuatro años más uno y se licita por un importe que supone la cifra más elevada respecto a cualquier licitación de servicios que haya hecho el Ayuntamiento en toda su historia, 40,7 millones de euros para los cinco años, lo que muestra la importancia que este equipo de Gobierno le concede a la limpieza y mantenimiento de los espacios naturales dentro del municipio. El precio de licitación anual (7.861.136 euros) supone más del doble del de adjudicación del contrato anterior (3.024.252).

Zonas verdes forestales

Entre otras cuestiones, el contrato contempla las labores de gestión de arbolado y reposición de especies vegetales; tratamientos fitosanitarios; mejoras en céspedes y praderas; conservación de zonas infantiles y areneros; limpieza; actuaciones en el monte, zonas verdes forestales, parcelas municipales y otras; riegos; mantenimiento en el palacio del Infante Don Luis y su entorno; control del consumo de agua; conservación de aceras sin pavimentar, caminos y zonas terrizas; las siegas pertinentes; etc.

Entre las mejoras que se introducen respecto a contratos anteriores a la actual licitación, destacan, entre otras, el incremento en las limpiezas viarias de las urbanizaciones históricas, al aumentar de una a cuatro las barredoras disponibles; el aumento a casi el doble del número de trabajadores, que deberán sumar un mínimo de 107 personas a jornada completa, para la realización de los servicios –de ellos, al menos un 4 pot ciento deberá tener un grado de discapacidad igual o superior al 33%–; más retenes presenciales durante fines de semana y festivos, así como por las tardes, y el aumento en la cantidad de maquinaria y vehículos puestos a disposición de los servicios.

Además de todo esto, la empresa que resulte adjudicataria del contrato estará obligada a la plantación en el municipio de 4.000 árboles y 16.000 arbustos. También tendrá que acometer, durante el primer año de contrato, las obras de reparación del vivero municipal para la instalación en el mismo de un retén de jardinería.

El objetivo de estos requisitos, más otros que se contemplan en el pliego, es evitar bajadas económicas por parte de las empresas que se han presentado a esta licitación y conseguir mejorar aún más el servicio que es objeto de este contrato. Y es quue ahora más importante que nunca por la actual crisis sanitaria, que exige un mayor esmero con la limpieza.