Sánchez presenta en Madrid un candidato “soso, serio y formal” como Gabilondo frente al “ruido”

Pone en valor la figura del hasta ahora portavoz del socialista en la Asamblea como un político diferente que se enorgullece de sus “defectos” en la presentación de su candidatura

Tratar de convertir los «defectos» en virtud y, sobre todo, hacer de eso, precisamente, el elemento diferencial en la campaña electoral del 4-M respecto al resto de candidatos que concurren a las elecciones. Es lo que ha tratado de hacer el PSOE en la campaña de relanzamiento del candidato socialista Ángel Gabilondo: «soso, serio y formal», dice el video de presentación Gabilondo como candidato del PSOE en Madrid con el que los socialistas pretenden devolver la ilusión a los madrileños.

De hecho, son algunos de los calificativos más que repetidos en torno a la figura de Ángel Gabilondo en el ámbito político que en plena campaña el PSOE precisamente quiere poner en valor para lanzarle a la presidencia de la Comunidad de Madrid como un político diferente frente al «ruido». Por eso el lema de campaña del PSOE estas elecciones será «Gobernar en serio». Y lo hace nuevamente tirando de la música y casi parafraseando la canción de Loquillo de las tres efes: «Feo, fuerte y formal».

Precisamente, en el día de la presentación de la candidatura de Gabilondo a la presidencia de la Comunidad de Madrid por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el PSOE lanzaba el vídeo de presentación en el que el candidato socialista responde a aquellos que le etiquetan como un político de discurso plano y sin garra.

«Algunos dicen que soy soso», dice Gabilondo, pero lo justifica con la idea de que es un candidato que «no creo en la bronca, porque cuando hay gritos pido la palabra, porque cuando se trata de la pandemia, la vacunación y la recuperación económica no resumo mi programa en un tuit, tengo mucho que decir».

También rebate a los que dicen que «soy serio» con el argumento de que «será porque pienso en quien solo han crecido con crisis y más crisis o será por porque no pocos de mis antiguos alumnos siguen en casa, sin trabajo, con miedo...y lo que sobra es este espectáculo».

Y se defiende de los que le consideran «demasiado formal» dejando claro que «el descaro y el insulto no me representa, no creo ni en el odio ni en la tensión porque «definitivamente» no soy un político de marketing. Soy simple y llanamente un profesor.

El vídeo se difundió durante el acto de presentación de la candidatura de Gabilondo por parte de Pedro Sánchez, al que presentó como «único proyecto político que pude agrupar a una mayoría» frente a la actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso, en lo que fue un claro llamamiento al voto útil.

«El espectáculo, la bronca, y los aspavientos se los dejamos a otros, nosotros queremos un gobierno serio que afronte los problemas reales de los ciudadanos», dijo el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE para marcar la diferencia del estilo del candidato socialista con respecto a los de otros partidos .

“Cero gestión”

Durante el acto de presentación de Gabilondo, Sánchez calificó de «páramo» la gestión del Gobierno del PP desde 2019. «Cero gestión en Gobierno y en solución a los problemas reales», dijo. Y, en concreto, arremetió contra la gestión del Gobierno de Díaz Ayuso por aprobar una única ley en toda la legislatura: la Ley del Suelo que «tiene que ver con lo de siempre, con la especulación». Incluso la acusó de haber bloqueado 600 millones de ayudas directas a pymes y autónomos por el adelanto electoral

También aventuró que el PSOE hará una campaña sin «polarización, insultos, provocaciones y fuegos artificiales, lo que menos necesita Madrid cuando lo que se precisa es impulsar la vacunación», dijo en clara alusión a la presidenta regional.

Defensor del 15M siendo ex ministro

¿En qué cree el candidato socialista a la Puerta del Sol? «En el Madrid que propició la Democracia, el del 15M, el que hoy con mucho dolor lucha contra la pandemia, el de los aplausos en los balcones a los sanitarios, el progresista, rebelde, cultural y dinámico», dijo ayer. Pero si hay algo que llama la atención es precisamente su alusión al espíritu del 15M en un momento en el que él era ministro y se encontraba al frente de la cartera de Educación en el Gobierno de Rodríguez Zapatero.
Gabilondo vuelve a ponerse al frente de la candidatura del Partido Socialista en un momento en el que su nombre cobraba fuerza como candidato de posible consenso para convertirse en el futuro Defensor del Pueblo, un proyecto que queda aparcado para rearmarse frente a la contienda electoral.