Ayuso sobre el uso obligatorio de las mascarillas: “Es una ocurrencia de última hora”

Pide disculpas por el retraso en las farmacias en el suministro de test de antígenos a los madrileños

La presidenta de la Comunidad de Madrid, no ha ocultado su contrariedad por el hecho de que se vuelva a implantar la obligatoriedad del uso de la mascarilla por la calle. “Hemos repetido en numerosas ocasiones que a estas alturas de la pandemia ya sabemos cómo tenemos que protegernos. Por eso, el hecho de hacer las mascarillas obligatorias en espacios exteriores y, sobre todo, en lugares donde no es necesario, nos parece que es una ocurrencia de última hora porque realmente no aporta gran cosa”, ha dicho tras su visita a la Agencia de Seguridad y Emergencias 112.

La Comunidad de Madrid no tiene previsto imponer nuevas restricciones. Su estrategia para hacer frente a la sexta ola pasa por reforzar la vacunación, la realización de test y la responsabilidad individual a la hora de aplicar las medidas sanitarias ya sabidas como la mejor forma de prevenir contagios. Asimismo, también se apuesta por los refuerzos telefónicos para las personas que den positivo con test de autodiagnóstico. Tampoco está previsto suspender la actividad presencial de vuelta a las aulas después de las vacaciones

“Sí que le pido a los ciudadanos que se vacunen y que nos ayuden a todos a salir adelante protegiendo a los demás y protegiéndose a sí mismos. Los no vacunados ahora mismo, con lo que estamos viendo en las cifras, están en una situación mucho más complicada ante el contagio que los que sí lo están”, ha dicho Díaz Ayuso.

La presidenta regional también ha pedido disculpas por los retrasos en la distribución de los test de antígenos a los madrileños que se realizan a través las farmacias, que ha achacado a problemas logísticos y de abastecimiento. Según los datos de los que dispone, se han entregado 770.000 test por el momento. El Gobierno regional ha comprado 12 millones, seis de los cuales se podrán conseguir en las farmacias y otros tantos que irán a parar a los centros de salud y los hospitales. “Somos conscientes de la espera y de las colas que se están produciendo en las farmacias. Queremos disculparnos por ello porque nada nos gustaría más que todos los madrileños lo tuvieran ya”.