Alfonso Serrano, nuevo secretario general del PP de Madrid.
Alfonso Serrano, nuevo secretario general del PP de Madrid. FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

Alfonso Serrano: «Voy a hablar con todos, quiero una militancia activa»

El nuevo secretario general del PP de Madrid pretende crear mecanismos para aumentar la participación. «Ayuso tenía claro que había muchas cosas que quería cambiar y eso requiere un ejercicio de humildad». «La receta para ganar es mucho trabajo»

Acaba ser nombrado secretario general del PP de Madrid y tiene muy claro que el partido no solo lo componen Isabel Díaz Ayuso y su directiva. Ellos no estarían ahí si no hubiera todo un cúmulo de alcaldes, candidatos, afiliados...que conforman el partido. «Y no piden nada, solo respeto y cariño», dice Alfonso Serrano. Es más, quiere ponerlo en valor. Pretende ser un secretario general próximo a todos y por eso fue él mismo el que escribió un mensaje el viernes a todos los alcaldes y portavoces durante el congreso del partido para pedirles disculpas porque la foto con Isabel Díaz Ayuso se retrasaba. Y ya es raro que un secretario general se moleste en escribir mensajes de este tipo, según dice.

¿Qué es lo primero que va a hacer como secretario general? ¿Qué tareas que va a acometer como responsable del partido?

Imprimir el mismo estilo que al grupo parlamentario al conjunto del PP de Madrid. Aparte de dar un impulso al partido y ser el canal de proyección del proyecto de la presidenta, debe ser un instrumento al servicio de nuestros compañeros: grupo parlamentario, grupos municipales, alcaldes y aquellos que quieren serlo. Nuestra primera tarea es hablar con todos. Algunos presidentes de distritos representan a una población más grande que muchos municipios. Se trata de ver cómo podemos ayudarles.

Dicen que usted es el fontanero de Ayuso, el escudero...¿Con qué papel se siente más identificado?

Es evidente que mi trayectoria en el partido siempre ha estado marcada por la organización interna y sobre todo por las campañas electorales, pero yo siempre me he autodefinido como un militante, solo que, en algunos momentos, me han dado una serie de oportunidades por las que me siento muy agradecido. Estoy muy orgulloso de haber hecho este camino con Isabel Díaz Ayuso desde el primer día. Creo en ella, creo en su proyecto y cuando ves cómo responden los madrileños confirmas que has estado siempre en el lado correcto.

¿Quién le va a sustituir al frente del Grupo Parlamentario?

Lo veremos en los próximos días.

¿Puede dar alguna pista? ¿Puede ser una mujer?

No puedo dar pistas. Es un tema que tendremos que hablar con la presidenta. Veremos a partir de entonces.

Se ha hablado de que el congreso que se ha celebrado este fin de semana puede ser la primera piedra para ese gran cambio político en España. ¿Hasta qué punto lo que ocurra en Madrid puede sumar para acabar con el «sanchismo»?

Solo hay que atender a la historia. Antes de la primera gran victoria del PP de Aznar, tuvimos una gran victoria en Madrid; antes de la de Rajoy, en noviembre de 2011, cosechamos unos grandes resultados en las autonómicas y municipales. Estoy convencido de que, si no son antes las generales, las elecciones de mayo de 2023 serán el detonante de la gran victoria del PP a nivel nacional. Dentro de esa victoria autonómica y municipal, Madrid será un referente.

¿Qué opina del nuevo equipo de «desconocidos» que ha formado Ayuso?

Pueden ser desconocidos para el público en general, pero es gente que está ahí por lo que son y lo que han hecho. Tenemos a una gran alcaldesa, como es Ana Millán, una persona que conoce muy bien el municipalismo; tenemos a otro gran alcalde, como es el de Tres Cantos, una persona que es un ejemplo para todo el partido de persona dedicada a su municipio y a su sede y queremos que ese modelo de éxito de Tres Cantos se traslade al conjunto del partido. Por eso es tan importante para el partido ese área y me consta que lo que quiere es cuidar mucho las sedes y a los afiliados y también estar encima de ellos para que el trabajo salga. Por otro lado está otra mujer cuya profesionalidad y prestigio está fuera de toda duda, que es Inmaculada Sanz, una gran concejala del Ayuntamiento de Madrid y presidenta del distrito; y tenemos a Jorge Rodrigo, otro presidente de un distrito muy relevante, como es de Salamanca, que también es diputado de la Asamblea y que tiene mucha experiencia en el partido como para llevar el área electoral. Son cuatro pilares sobre los que se va a construir este proyecto, junto con los presidentes de los comités. Tenemos que ser capaces de que, para transmitir ese proyecto de ilusión que fue el 4 de mayo, tenemos que hacerlo con gente que esté muy dedicada al partido.

Se habla ahora de la atención al ciudadano como una de las cuestiones centrales. ¿El PP había estado sordo hasta ahora?

Nunca se le había dado la importancia política que la presidenta le quiere otorgar. Teníamos una oficina de Atención al Ciudadano que trataba de canalizar todo lo que nos llegaba, pero nunca ha tenido un rango político y ahora queremos que haya personas con responsabilidad política sobre eso. Se trata no solo de canalizar las inquietudes, dudas o quejas de los ciudadanos o de los afiliados, sino de estar muy pendientes de cual es la actividad de todas las sedes a nivel local para poder conocer de primera mano cuales son sus inquietudes. Al mismo tiempo se trata de tener una militancia activa. Tenemos 85.000 afiliados y hay de muchos tipos. Lo que tenemos que ver es que todo aquel que quiera hacer algo más que afiliarse al PP pueda hacerlo y crear mecanismos para poder aumentar la participación.

Se ha creado también una nueva área de nuevos madrileños. ¿Con esto se trata de captar el voto inmigrante?

Madrid siempre ha sido una región abierta y plural. Hemos visto últimamente cómo muchas personas, por circunstancias políticas, ha venido buscando libertad después de salir de regímenes totalitarios, como pueden ser Venezuela, Bolivia... Muchos de los que están aquí se identifican con el proyecto de Isabel Díaz Ayuso y por eso tenemos como secretario a un venezolano.

En esta nueva etapa Ayuso ha pedido humildad, trabajo... ¿Son cosas de las que adolecía hasta ahora el partido en Madrid?

Cuando uno lleva muchos años, y ella tiene mucha experiencia en el partido, porque ha empezado desde abajo, vas viendo cosas que no te gustan y que crees que, porque siempre se han hecho así, deben continuar. Ella siempre ha tenido muy claro que había cosas que quería cambiar y eso requiere un ejercicio de humildad.

¿Va a suponer poner el partido patas arriba?

Lo que tenemos que ver es cuál es el estado actual del partido, es decir, hablar con muchos, y luego tomar las decisiones para que el partido sea ejecutivo, sea ágil y flexible y trabaje de manera coordinada con la Asamblea, con los grupos municipales y el Gobierno porque lo que tenemos es un año nada más para las próximas elecciones.

¿Va a dirigir también la campaña electoral de Ayuso?

No lo sé todavía, pero evidentemente yo haré lo que me pida.

¿Cuál es la receta que se necesita en Madrid para ganar?

Si muchos sitios del sur, de la corona metropolitana o del norte querían que Isabel Díaz Ayuso fuera la presidenta del partido es porque pretendían trasladar a sus sedes esa ilusión. Nuestro objetivo es dar motivos a las miles de personas que cogieron una papeleta del PP el pasado 4 de mayo para que el año que viene no solo cojan la de Ayuso, sino también la del candidato a alcalde o alcaldesa. La receta la ha dicho ella: mucho trabajo. Que la gente vea que de la misma manera que la presidenta defiende Madrid los candidatos son personas que defienden los intereses de sus municipios desde una perspectiva de libertad, de eficacia en la gestión y a la madrileña.

¿Cuál es su balance del congreso?

Ha sido muy positivo. No recuerdo un congreso con tanta afluencia de personas. He visto mucha alegría y esperanza y en el equipo que ha presentado la presidenta se puede sentir todo el partido identificado. Se trata de hacer un partido parecido a lo que son tus bases y estructura.