Opinión

La IDA arrasa a los «listos»

La izquierda se ha burlado de Ayuso todos los días sin piedad y ha ampliado sus errores, que han abundado sin duda, hasta la exageración

Ambiente sede PP Noche electoral en la sede del PP en la calle Genova. Alberto Nuñez Feijóo, Isabel Diaz Ayuso y Martinez Almeida salen al balcón de la sede del Partido Popular. Hoy se celebran las elecciones locales y autonómicas del 28M. © Alberto R. Roldán / Diario La Razón. 28 05 2023
Feijoo, Ayuso, Almeida. Sede PP. Noche Electoral. Elecciones 28M © Alberto R. Roldán / Diario La Razon.Alberto R. RoldánPHOTOGRAPHERS

Lo ha vuelto a hacer.Isabel Díaz Ayuso ha arrasado en las elecciones de la Comunidad de Madrid. La izquierda lleva cinco años llamándola «IDA», loca, privatizadora, le acusa de malgastar el dinero público, de impresentable, defensora de los grandes capitalistas y decenas de adjetivos… Usan los argumentos de siempre que es poner a alguien en su diana y lanzarle dardos mil. ¿Muy antiguo y aburrido, no?

La prensa de la izquierda, en sus múltiples medios, ha aprovechado para darle por activa, por pasiva y por si acaso. Se ha burlado de ella todos los días sin piedad y ha ampliado sus errores, que han abundado sin duda, hasta la exageración.

En las redes sociales, llevan semanas diciendo «¿cómo pueden votar a la asesina de las residencias?» e insultado a sus votantes. Han logrado sacar a la calle a miles de personas para protestar por el «desmantelamiento de la sanidad pública», pero a mí me atendieron estupendamente en La Paz cuando me dio un yuyu en el Bernabéu y mi centro de salud funciona bastante bien.

Y sin embargo, esta mujer, que por lo que dicen es tonta, ha logrado en tres elecciones eliminar a Ciudadanos de la Comunidad de Madrid, sacar a Pablo Iglesias de la política que obliga a trabajar en la oposición (es más fácil largar en la radio y Twitter), echar a Podemos y ahora alcanzar la mayoría absoluta.

Un conocido cargo público de IU, ya fuera de circulación, me decía que la izquierda lleva muchos años en Madrid dándole al «bla, bla, bla, pero trabajando poco». Un socialista al que tengo no sólo respeto, sino admiración, me dijo que hay concejales del PSOE que se han acomodado a la oposición y no dan un palo al agua. Esta falta de trabajo, imaginación, estar en la calle y no en el «bla, bla, bla», cumplir y no dejarse la piel, hacer papeles creíbles, hablar con los propios, pero también con la sociedad civil ha terminado en una sentencia en las urnas y han perdido otra vez.

Los ciudadanos prefieren a esta mujer descarada, que de tonta no tiene un pelo, que no se avergüenza de ser de derechas, que está todo el día en la calle, quizá demasiado, y que se cree lo de Madrid y hasta lo de España. Además, tiene un potente aliado que se llama Pedro y apellida Sánchez.

El peligro de Isabel Díaz Ayuso es ella misma. Si se lo cree, gobernará a lo bruto y eso no agrada a los madrileños a los que no les gusta que aplasten a nadie.